Original de Grupo Cubano de Investigación del Béisbol

Con la llegada del presente siglo, el béisbol ha experimentado quizás una de las mayores transformaciones en su concepción de juego. El establecimiento definitivo de la sabermetría ha impulsado nuevas formas de entender y ejecutar las acciones de juego, como en el caso del primer bate.

Una de las transformaciones más radicales que ha ofrecido este nuevo enfoque del béisbol ha sido la transformación del primer bate en la alineación. Buscando darle más turnos por juego a los bateadores más de más fuerza del line up muchas de las organizaciones de Grandes Ligas han intentado maximizar el valor de las conexiones de largometraje en la incidencia del marcador final, y los hombres que en el pasado ocupaban los lugares tres, cuatro y cinco dentro del orden al bate de las organizaciones de la MLB hoy ocupan los tres primeros puestos.

En nuestro país, sin embargo, la utilización de un enfoque más tradicional hace que esta reestructuración de las alineaciones sea por el momento una utopía. Los recelos de los mánagers en Cuba hacia esta nueva forma de concebir al hombre proa ha provocado que se mantenga el enfoque clásico sobre estos o sea, bateadores de tacto, que sean capaces por todos los medios de embazarse para que los hombres del centro del line up se encarguen de traerlos al plato. Durante décadas de Series Nacionales han pasado por ellas excelentes primeros bates, exhibiendo de manera magistral dichas herramientas encaminadas a ganar bases por medio de boletos y conexiones cortas mayormente, pero si se mirara desde la óptica moderna. ¿Cuáles serían los mejores?

Para realizar una comparativa lo más seria y certera posible debemos primero analizar quiénes son los más destacados desde el enfoque clásico para luego llevarlo a un enfoque moderno. Para esto tomaremos un grupo de estadísticas métricas y seleccionaremos los primeros bates que mejor rendimiento han tenido en nuestros clásicos nacionales y que se han mantenido en ese turno durante la mayor parte de su carrera.

Para realizar el análisis desde una óptica clásica tomaremos dos estadísticas, el OBP y el BABIP. La primera de estas no es más que el average de embasado de un bateador mientras que la segunda consiste en el promedio de pelotas puestas en juego por un bateador exceptuando los jonrones, por lo que consiste en una herramienta sumamente valiosa para evaluar el bateo de tacto. Estos han sido los más destacados en las Series Nacionales en ambos acápites.

Si se analizan fríamente ambos parámetros ofensivos vemos que unos se destacaban más por su bateo de tacto para embasarse mientras otros lo hacían por su capacidad de obtener boletos. Mientras el OBP nos muestra que los mejores para mezclar conexiones cortas con boletos eran hombres como Enriquito Díaz, Luis Ignacio “Nacho” González o Antonio González (jardinero capitalino de los años 80´) por otro lado nos muestra que otros primeros bates como Amado Zamora, Wilfredo Sánchez o José Antonio “Pepito” Estrada destacaban más en su bateo para entrar en circulación además de Antonio González que es el único que se encuentra en el top 3 de ambos acápites, algo que sin dudas muestra la valía del jardinero central que durante muchos años representó a los equipos de Industriales en la década de los ochenta.

Ahora bien, si los trasladamos a los parámetros modernos, donde el hombre proa también debe reunir características de sluggers, ¿cuáles serían los primeros bates cubanos más adecuados dentro de esos parámetros?

Para medir esto tomaremos en cuenta el ISO que no es más que el poder aislado del bateador. Esta es una estadística que en los últimos años ha sido usada por los sabermétricos en detrimento del slugging para medir el poder del bateador, pues a diferencia del slugging el ISO desprecia los sencillos de su cálculo centrándose solamente en los extrabases. Estos son los diez mejores primeros bates de las Series Nacionales en este acápite.

10 primeros en ISO
Foto: Grupo Cubano de Investigación del Béisbol

Quizás el hecho de que Luis Ignacio “Nacho” González sea el más destacado en esta estadística métrica no sea algo que sorprenda precisamente pues el jardinero de los equipos de la antigua provincia La Habana siempre se caracterizó por un primer bate sui generis mostrando un poder al bate que contrastaba mucho con el resto de los hombres proa del país en ese momento y quizás esta haya sido una de las razones que motivaron que fuera corrido hacia los puestos centrales de las alineaciones habaneras en los últimos años de su carrera.

Por otra parte, vemos que en segundo lugar se encuentra el holguinero Eusebio Cruz quien desarrolló su carrera entre las décadas del sesenta y el setenta con los equipos de Orientales y Holguín. Quizás este hombre no sea muy conocido para las generaciones actuales, pero cabe destacar que por 13 temporadas acumuló muy buenos números. Luego encontramos a hombres como “Pepito” Estrada, Jorge García y Eduardo Paret, más cercanos en época, pero también con buen promedio en este acápite estadístico lo que demuestra su gran capacidad para conectar extrabases aun cuando este no fuera su objetivo primordial.

Sin embargo, es bueno destacar que en la MLB la media adoptada para esta estadística es entre .140 y .150 por lo que el único primer bate cubano que exhibe cifras aceptables para los estándares de las Grandes Ligas es “Nacho” González.

Quizás esta forma nueva de concebir al primer bate sea un poco chocante para los amantes del beisbol en Cuba, sin embargo su implementación en MLB ha demostrado ser muy efectiva y en nuestro país tenemos un buen ejemplo en dos mánagers capitalinos que se han atrevido a llevar esta teoría a la práctica y estos son Javier Méndez y Rey Vicente Anglada.

Ellos, en las Series LV y LVIII, respectivamente, movieron a Stayler Hernández desde otros puestos de la alineación al primer turno y en ambos casos el jardinero capitalino terminó como líder jonronero debido, entre otras cosas, al hecho de consumir más turnos por juego, lo cual nos demuestra que incluso en Cuba tenemos bateadores capaces de desempeñarse como primer bate desde esta óptica moderna.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine