Pese a la edad que no perdona, y una lesión que cortó su regreso al octágono el 29 de agosto pasado, el cubano Yoel Romero no desiste de volver a combatir en algún momento antes de que termine 2020.

“Yoel presentó una lesión a nivel de nervio óptico y tenía sus problemitas ahí con una reducción visual. Está bajo tratamiento médico, pero dentro de todo ese cuidado él se mantiene entrenando y en su mejor plenitud. Así que no dudamos de su total recuperación”, dijo a El Nuevo Herald Pedro Lay, entrenador principal de Romero.

Lo aficionados se quedaron con las ganas de ver una nueva batalla del luchador cubano de Artes Marciales Mixtas, quien no pudo chocar contra Uriah Hall en la UFC.

Después de un parón prolongado por el coronavirus, el cubano de 43 años iba a tener un duro regreso para demostrar que aún le queda combustible en el tanque en la UFC como para atraer espectáculo, pues iba a enfrentar al peleador jamaicano.

Romero, dos veces retador al título de su división de las 185 libras, y que acumula tres derrotas seguidas, se mantuvo entrenando en el gimnasio de American Top Team de Miami pese a la pandemia, pero la lesión obligó a paralizar el combate.

Según Lay, no quedarán secuelas y todo se debe a que “hace como un año y pico fue operado del pómulo de un ojo y al parecer el implante que le colocaron le estaba afectando un poco el nervio óptico, pero ya se dieron cuenta del problema y un tratamiento lo está corrigiendo. No ha dejado de entrenar, pero ahora también incursiona como entrenador”.

El guerrero aprovecha también para incursionar como preparador ante la marcha de un profesor de lucha del gimnasio, por lo cual ejerce la doble función de coach/atleta, en lo que logra su regreso a la competencia.

El inclaudicable Soldado de Dios vivió momentos trágicos en lo anímico, después de perder en su combate ante Israel Adesanya con la faja mediana de la UFC en juego en marzo pasado, en una pelea que lo dejó tocado emocionalmente, al tener la gloria tan cerca, según dijo su entrenador Pedro Lay jamás a El Nuevo Herald.

Esta confesión del hombre encargado de prepararlo es llamativa, teniendo en cuenta que Romero es todo un sobreviviente de las Artes Marciales Mixtas, un tipo adaptado a recuperarse de las derrotas y seguir siempre hacia adelante.

“Después de la pelea de Adesanya estuvo como nunca ante lo había visto. Desde el punto de vista anímico un poco cerrado. Lo vi algo apagado como nunca, dolido, triste, pero ya salió de ese hueco y ha puesto mensajes, videos, reconectando con sus fanáticos” dijo Lay, quien fuera principal entrenador del equipo olímpico de taekwondo en Cuba en los 90 del siglo pasado.

Pero ahora, el peleador de 43 años se enfoca en su recuperación para regresar, como afirma Lay, quien cree que “este año, antes de que termine podemos verlo en una buena pelea. Creemos que en diciembre puede estar trabajando a plenitud. No sé contra quién lo van a poner. Pensamos que pueda ser contra el ganador de Adesanya y Costa, en algún momento pensamos que sería una trilogía con Robert Whittaker. Todos los que están por arriba ya no tienen nada que hacer con Yoel. Él es el obstáculo de la división. Algunos no quieren pelea con él y no creo que Israel quiera pasar por lo mismo”.

Lo que ha logrado el cubano Yoel Romero en la UFC es, sencillamente, increíble. Pocos entienden cómo el peleador se mantiene rindiendo a un nivel tan alto a los 43 años, cuando la gran mayoría ha vivido el declive, y sobre todo cómo se recupera de la derrota por la faja que sufrió recientemente.  

Romero todavía mantiene la lucha que lo llevó a ser subcampeón olímpico y tiene un boxeo digno de admirar, que lo ha llevado a protagonizar varios de los nocauts más espectaculares que se recuerden, como aquellos a Chris Weidman o Luke Rockhold.

Pesa a que pasa de las 4 décadas, no es fácil pelear contra él. Muchos de sus rivales salen con serios daños tras cada combate, como le pasó al campeón Adesanya, que sufrió lesiones en las rodillas, y Lay cree que le queda gasolina en el tanque para rato.

“Siempre, y vuelvo a repetir: no se sabe hasta cuándo. Yoel es tal prodigio de físico y mente, que la edad pasa a un lugar secundario en su caso. Es algo que muy pocas veces se ha visto en la historia de los deportes. Si me preguntas, creo que estará unos 15 años más”, dice.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine