El reloj marcaba las 3.08 PM cuando el mundo del béisbol se detuvo. Major League Baseball (MLB) suspendió las acciones del Spring Training y también aplazó la temporada regular al menos por dos semanas.

Minutos después, las cortinas se cerraron para el preclásico y el preolímpico de béisbol. Es decir, el béisbol se sumó a todos los deportes que han frenado sus juegos por la pandemia global, el coronavirus.

En nuestra isla, la nota oficial de la WBSC anunciando el aplazamiento del preolímpico en Arizona retumbó como una campanada.  Nuestra selección se alistaba para partir este viernes a tierras mexicanas para disputar seis partidos contra equipos de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

Mi celular sonó varias. En una de esas, el estelar segunda base César Prieto me pedía aclaraciones sobre lo sucedido con la selección.  Su llamada era una muestra clara de que los jugadores no fueron informados con inmediatez. «¿Se suspendió el preolímpico? ¿Viajaremos a México?», preguntó Prieto. Cuando aclaré sus dudas, solo faltaba una interrogante: ¿Qué ocurrirá los próximos días con el equipo Cuba?

En una reunión, la Federación Cubana de Béisbol y la Comisión Nacional de Béisbol tomaron la decisión de darle baja a los peloteros de la selección hasta un nuevo aviso. “Se determinó darle la baja a los peloteros para que regresen a sus hogares, siempre y cuando mantengan las precauciones con el coronavirus y se integren a sus respectivos equipos” me expresó el comisionado nacional, Ernesto Reynoso.

“El viaje a México quedó suspendido porque hay que preservar la salud de nuestros peloteros y del cuerpo técnico” enfatizó.

Ricardo Eizmendiz, jefe técnico de la Comisión, declaró: “No hay problemas como para aplazar el inicio de la Serie Nacional de Béisbol en su edición 60, al menos por ahora”.

Las alarmas no se han encendido, pero lo importante es que si el brote del virus aumenta en Cuba, el Instituto Nacional del Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) tiene la potestad de postergar las acciones del principal evento beisbolero en nuestro país.

Los jugadores fueron enviados a sus respectivas provincias en la mañana de este viernes. El terreno del estadio Latinoamericano era un desierto, los gorriones eran los únicos espectadores, cuando de pronto un empleado del estadio me expresó: “Ojalá que el béisbol nacional no sea afectado”. Mi respuesta fue clara y concisa: la salud es lo primero.  

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine