Después de 10 años de salir de Cuba en lancha, de casi ver extinta su carrera profesional, de las injusticias que le privaron antes del título, de superar el coronavirus, finalmente, Yordenis Ugás se coronó campeón del mundo profesional, peleando como siempre lo hace, en nombre de Cuba.

El guerrero cubano ganó por decisión dividida a Abel Ramos y se llevó lo que soñaba desde que salió de Cuba en una lancha, una faja, en este caso el cetro welter de la Asociación Mundial del Boxeo y la isla tiene un nuevo rey en el profesionalismo.

“No ha sido fácil, injusticias, decepciones, en 2014 todos decían que mi carrera había terminado. Hace sólo un mes y medio estuve enfermo por algo de lo que la gente muere, y aun así no dejé de trabajar con mi preparador en mi casa, no quería otra fecha, quería esto esta noche. Y estoy aquí hoy, convertido en Campeón del Mundo en la división más dura y talentosa del boxeo”.

Ugás cumplió su deseo más profundo, el que siempre lo ha mantenido en pie pese a las adversidades y ahora, es el primer campeón profesional de las 147 libras de Cuba, desde que José “Mantequilla’’ Nápoles lo lograra en 1975.

De forma increíble, un juez votó en su tarjeta 117-111 en favor de Ramos, y los otros dos jueces vieron ganar a Ugás, con calificaciones de 115-113.

“Gracias a Dios, mi equipo, mi familia y todos mis fans por esta gran noche. Estoy agradecido con cada uno de ustedes que deseaba esto. Gracias también a Abel por ser un gran competidor y llevarme al límite. He perdido tres decisiones cerradas y divididas en Los Ángeles. Ya puedes imaginar por qué”, escribió en su cuenta de Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Gracias a Dios, mi equipo, mi familia y todos mis fans por esta gran noche. Estoy agradecido con cada uno de ustedes que deseaba esto. Gracias también Abel por ser un gran competidor y llevarme al Límite. He perdido tres decisiones cerradas y divididas en Los Ángeles. Ya puedes imaginar por qué. Mi primera victoria en Los Ángeles. Ha sido muy difícil competir aquí. Más de 10 años soñando con esta noche. No ha sido fácil, injusticias, decepciones, en 2014 todos decían que mi carrera había terminado. Hace sólo un mes y medio estuve enfermo por algo que la gente muere, y aun así no deje de trabajar con mi preparador en mi casa, no quería otra fecha, quería esto esta noche. Y estoy aquí hoy. Convertido en Campeón del Mundo en la división mas dura y talentosa del boxeo. También haciendo historia del boxeo cubano. Primer campeón cubano peso welter de los últimos 49 años. Esto or todos los cubanos sin importan donde vivan. Con trabajo duro, disciplina y dedicación no hay imposible. Nunca te rindas. Gracias a todos. Y que Dios lo Bendiga🇨🇺🇨🇺 #teamugas #elmilagro #chango #orula ………………………………………………………………………………………………………………… . Thank God, my team, my family and all my fans for this great night. I thank everyone who wanted this. Thanks also Abel for being a great competitor and taking me to the Limit.I have lost three close and divided decisions in Los Angeles. You can already imagine why. My first win in Los Angeles. It has been very difficult to compete here. More than 10 years dreaming about tonight. It has not been easy, injustices, disappointments, in 2014 everyone said that my career was over.Only a month and a half ago I was sick from something that people die, and even so I did not stop working with my preparer at my house, I did not want another date, I wanted this tonight. And I am here today. Become a world champion in boxing's toughest and most talented division. Also making history in Cuban boxing. First Cuban welterweight champion in the last 49 years.This is for all Cubans no matter where they live. With hard work, discipline and dedication there is no impossible. #teamugas

Una publicación compartida de Yordenis Ugas (@yordenis_ugas) el

54 Milagros suma otro título a su extensa hoja de éxitos que cosechó en el amateurismo, pues con el Equipo Nacional de la isla conquistó el oro en el Campeonato del Mundo Amateur Mianyang 2005; oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006; oro en Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 y  bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Pero, a los 34 años, tras recuperarse de un extenso tiempo sin pelear de 2 años y 4 meses, de sufrir veredictos injustos como aquel ante Shawn Porter, supo ganar lo que se merecía por esfuerzo propio.

“También haciendo historia del boxeo cubano. Primer campeón cubano peso welter de los últimos 49 años. Esto por todos los cubanos sin importan donde vivan. Con trabajo duro, disciplina y dedicación no hay imposible. Nunca te rindas. Gracias a todos. Y que Dios los Bendiga”.

La suya es una historia de renacimiento y crecimiento, de amistad y lucha, y por eso está en la cima, tras ser un inmigrante en Estados Unidos, pero supo aprovechar su oportunidad en una nación de oportunidades, como contó a esta revista días antes de su pelea este 6 de septiembre por la corona.

“Aconsejo a los muchachos más jóvenes ‘aprovechar y darle todo lo que tengas a esto’ que la oportunidad que tenemos se da una vez en la vida. Si llegas a los 35 años y no has hecho nada, no vayas entonces a echarle la culpa a tu familia, ni a la mala suerte. Hoy tienen 20, 25 años, pero mañana se van a sentar con su hijo y decirle: yo di todo lo que tenía, me hice campeón o no, pero yo di todo lo que tenía. La vida es así”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine