El boxeador cubano Yuriorkis Gamboa debió permanecer varias semanas en Cuba sin poder regresar a Estados Unidos, debido a la suspensión de los vuelos por el impacto del coronavirus, pero ya está de vuelta en Miami.

El conocido Ciclón de Guantánamo enfrentó diversas dificultades para salir de la Isla, sin vuelos comerciales desde hace varias semanas, pero sí vuelos humanitarios, de entrada y de salida.

“Los que estábamos en Guantánamo como en mi caso, no dejaban pasar por el punto de control. No había forma de llegar hasta La Habana. Los únicos vuelos eran a La Habana. No dejaban entrar ni salir a nadie de Guantánamo. Pero bueno, ya estamos aquí”, dijo el pugilista profesional, quien llevaba más de un mes en Cuba, a una cadena local citada por el Nuevo Herald.  

En los primeros días de abril, trascendió un video suyo en el cual se le veía entrenando en medio de las calles desiertas de su provincia natal, una buena noticia para sus seguidores.

Fue la primera ocasión, después de una lesión, meses de inactividad con muletas, en que se mostró corriendo y entrenando, en un largo camino que debe llevarlo de vuelta al ring.

Gamboa permaneció mucho tiempo sin poder volver a Estados Unidos, en el cual confesó sentirse preocupado por no saber qué acontecía con su familia en ese país, según dijo a su llegada al aeropuerto.

“Difícil, porque estábamos allá y la familia está aquí. No sabíamos qué estaba pasando, si había familiares que estaban infectados o no. Ha sido bastante difícil, pero bueno ya estamos aquí ya. Me siento más aliviado al saber que ningún familiar mío tuvo ninguna infección y allá tampoco”, dijo.

El pugilista se muestra más recuperado de la terrible lesión que lo obligó a pasar por el quirófano, después de la costosa derrota de diciembre, en la que, pese a caer derrotado por Gervonta ‘Tank’ Davis y ser derribado tres veces en una derrota por nocaut, fue alabado por muchos por pelear lesionado desde el segundo asalto.

Él publicó una fotografía en redes sociales, el 12 de febrero, en la que se le veía con una bota especial en su pie derecho. En enero pasado, también con muletas, visitó la Isla y rindió homenaje entonces al fallecido campeón olímpico y entrenador, Jorge Hernández.

Pero durante su permanencia en Cuba, se pudo constatar cuán adelantado está en su esfuerzo por volver a pelear. Enfundado en short y un pulóver con el letrero de Cuba en su pecho, bajo la mirada atenta de un entrenador, Gamboa corrió durante varios minutos en plena vía vacía en horario de la mañana.

“Decían que se iba a alargar de seis meses a un año e increíblemente con el apoyo de Dios que está en nuestras vidas, nos ha dado la posibilidad, como le hemos demostrado aquí a todo el mundo, que increíblemente estoy caminando’’, dijo el pugilista.

Ahora, ya está de regreso a Estados Unidos en donde continuará su puesta en forma. No obstante a que se piensa que las primeras carteleras de boxeo tendrían lugar en junio, en Las Vegas, quedaría por ver cómo avanza Gamboa que, en marzo pasado, se estimaba que pudiera volver al ring en algún momento de septiembre, antes de buscar una pelea de más importancia, quizá a finales del año o principios del siguiente.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine