Entre los cinco cubanos que han visto acción en el béisbol de Japón en lo que va de temporada, Leonys Martín por los bateadores y Liván Moinelo como el único lanzador con actuación, ocupan los titulares por sus destacadas actuaciones cuando apenas han transcurrido 15 juegos de la campaña de 2021.

Si bien es una muestra pequeña aún, el jardinero villaclareño se ha convertido en la figura a seguir por el bateo de la isla -más ahora que Dayán Viciedo estará fuera de acción por unos cuantos días y pese a que Yurisbel Gracial ha mostrado un rendimiento aceptable-, porque marcha como líder en un departamento a puro poder, y está entre los primeros en otros dos.

Ya no son los tiempos en que Alfredo Despaigne desaparecía pelotas por doquier –el granmense vive un lento arranque que preocupa-, porque ahora la etiqueta de jonronero le corresponde a Leonys Martín, quien con siete estacazos se coloca al frente en ese departamento en la Liga del Pacífico, por delante de varios japoneses.

El villaclareño ha comenzado con el madero cliente y también se coloca empatado en el tercer puesto de los empujadores con 12 traídas para el plato, aunque su average de 259 no es nada del otro mundo, pero vemos que su función, claramente, ya es otra.

Lo interesante del asunto es que marcha a ritmo de récord para destrozar sus marcas personales en esa liga, pues recordemos que el año pasado botó 25 pelotas en 359 turnos (un jonrón cada 14.36 veces al bate), pero en esta ocasión supera esos promedios y parece abocado a no ceder protagonismo.

Hasta este lunes, jornada de descanso en ese país, Leonys ha desaparecido siete pelotas en 54 turnos, para una frecuencia de otro planeta: un estacazo cada 7.71 veces al bate (VB), sencillamente, impresionante.

En cuanto a las empujadas, el año anterior trajo para el plato una cada 5.52 VB (65 impulsadas), mientras que su frecuencia en este 2021 es de ¡una cada 4.5 VB!, pues son 12 remolcadas, datos que demuestran esta “mutación” a jonronero y empujador. Además, es cuarto en anotadas con 10.

Los demás bateadores cubanos afrontan realidades distintas, pues en el caso de Gracial ha mostrado aceptables cifras que lo colocan como el séptimo en average de la misma liga, con 291, además de ser el tercero en hits con 16.

No obstante, su producción de poder es casi nula -apenas ha pegado uno- y sus carreras empujadas no son las habituales, pues apenas acumula cuatro remolcadas en 55 veces al bate.

El caso de Alfredo Despaigne, pese a su ligera mejoría de los últimos días, no deja ser llamativo: solo promedia un bajo 209, con un bambinazo y cinco remolcadas, y un anémico slugging de 349.

Uno que empezó muy bien, pero que vio frenada su progresión por una lesión es Viciedo, quien bateaba 308 cuando sintió las molestias que lo mantendrán alejado por varios días del terreno. Además, sumaba ya unas siete empujadas, con un batazo de cuatro esquinas.

En el caso de los lanzadores, ha sido nuevamente un arranque meteórico para el zurdo Moinelo, quien mantiene su promedio inmaculado pese a cuatro entradas lanzadas, con su frecuencia de ponches inigualable de 15.75 por cada nueve innings, con siete retirados por esa vía.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.