Cinco años tuvo que esperar el mundo para visualizar nuevamente el encendido del pebetero olímpico. Con la puntualidad que caracteriza a los japoneses, justo a las 8:00 pm, hora local, dio inicio la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio.

En Tokio ya arde la llama que agrupa a la crema y nata del deporte mundial tras una gala que incluyó parte de la cultura de Japón, la historia de estas citas y la presencia de una representación de atletas que participarán en la justa.

Marcados por la polémica y la pandemia provocada por la COVID-19, como era de esperar, el espectáculo se desarrolló con las gradas del Estadio Olímpico de Tokio semidesiertas, pues solo acudieron algunos dignatarios extranjeros e invitados especiales, encabezados por Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional. El Emperador Narahito se encargó de inaugurar la magna cita.

Sin embargo, esto no redujo en lo más mínimo la calidad de la puesta en escena propuesta por los organizadores. Danza, tecnología, historia y cultura en general, se fundieron en aros de madera para celebrar el deporte y la unión que el mismo desprende, en momentos donde la humanidad necesita saber de fraternidad, amor y amistad.

El desfile de las delegaciones tuvo como detalle que se realizó teniendo en cuenta el alfabeto japonés, aunque Grecia, cuna del olimpismo, se encargó de abrir la marcha. Durante casi cuatro horas, los presentes y el mundo entero, a través de la televisión, presenciaron una ceremonia cargada de sobriedad y respeto, como forma de homenajear a los cientos de miles de personas que han sufrido el fatal virus.

Más de 11 mil deportistas intervendrán en representación de poco más de 200 países de todo el orbe. Ante el escepticismo de no pocos ciudadanos nipones, el cónclave incluyó también parte de toda la preparación atípica que protagonizaron los atletas, toda vez que la cita tuvo que postergarse un año debido a la enfermedad.

La tenista Naomi Osaka encendió el pebetero para que, bajo el lema de estos juegos “Unidos por la emoción”, atestigüemos en las próximas jornadas nuevos récords, tristezas, alegrías, sueños cumplidos, atletas que se despiden, otros que llegan.

La ilusión de vibrar bajo los Cinco Aros llegó y no queda más que disfrutarlos a cabalidad. Aunque el horario haga mella en este sentido, llegó Tokio 2020: ¡Habemus Juegos Olímpicos!

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.