El relevo femenino 4×400 de Cuba logró su clasificación a la gran final en los Juegos Olímpicos de Tokio el amanecer de este jueves, 5 de agosto, con tiempo de 3.24.04, lo mejor de la temporada para ellas.

Las cubanas corrieron en el primer heat eliminatorio y aseguraron su puesto en la instancia decisiva, luego de entrar segundas a la línea de meta, solo superadas por la cuarteta de Polonia. 

Las postas integradas por Zurian Hechavarría, Rose Mary Almanza, Sahily Diago y Lisneidy Veitía –organizadas por ese orden- protagonizaron un final de infarto, pues escalaron desde el quinto puesto en el que recibió el batón la última corredora hasta la segunda posición. De esa forma, superaron la mejor marca alcanzada en este 2021, que era de 3.27.90 y se acercaron al récord nacional: 3.23.21.

Gran parte de la clasificación cubana estuvo en las piernas de Lisneidy Veitía, quien se encargó de correr el último tramo por las criollas. Veitía no solo consiguió el mejor tiempo de las corredoras de su tramo, sino que fue la mejor de todo el heat, al estampar un extraordinario 50.13 segundos, válido para superar a los relevos de Bélgica y Alemania, tercero y cuarto respectivamente.   

Las cubanas no pudieron contar con su principal corredora Roxana Gómez, quien mejoró sus tiempos personales cerca de un segundo para colarse en la final de los 400 metros planos. Gómez, que llegó a Tokio con un tiempo de inscripción superior a los 50 segundos, logró detener los relojes en 49.71.

Cuba avanzó a la final con el séptimo tiempo de la clasificación. A los tres clasificados en el heat de las cubanas, se sumaron cinco equipos del segundo heat, en el que la carrera fue más rápida y se generaron mejores tiempos. Holanda, Canadá, Jamaica, Estados Unidos y Gran Bretaña, fueron los relevos que consiguieron el boleto a la final del 7 de agosto, a las 8:30 am hora de Cuba.

Por otra parte, en la final del salto con pértigas, Yarisley Silva, solo pudo sobrepasar la varilla en la altura de 4.50 metros, luego de fallar su primer intento. Después, el listón se elevó hasta los 4.70 metros y ella lo derribó en los tres intentos

En otra final olímpica, sin estar en sus mejores tiempos, Silva quedó en el octavo puesto igualada con otras cuatro atletas. A pesar de ello, de que no logra sus mejores marcas hace varios años, la estirpe de Yarisley ameritaba un voto de confianza. Allí estuvo, llegó a la final, saltó, le puso ganas, pero la edad y la endeble preparación hicieron mella.  

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube 

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine