Los I Juegos Panamericanos Júnior tuvieron un espectacular inicio en Cali, Colombia. El balonmano femenino inauguró extraoficialmente las acciones en el evento continental, con el choque entre las selecciones de Cuba y Brasil.

Cubanas y brasileñas salieron al Coliseo Mundialista Iván Vassilev Todorov con las intenciones de conseguir la primera victoria del certamen. Las cariocas arrancaron con el aval de favoritas. Las antillanas, por su parte, lucharon cada balón desde el primer minuto.

Espectacular victoria de Cuba ante Brasil

Sobre la cancha lució un equipo cubano joven, un tanto inexperto, con más deficiencias que aciertos, pero con la virtud de ser muy guerreras. El resultado fue una espectacular victoria 30×29, cuando quedaban pocos segundos para pitido final.

Durante la primera parte del encuentro las sudamericanas hicieron valer su cartel de favoritas. Los errores en defensas e inefectivos ataques provocaron que las cubanas llegaran con marcador de 15×14 al final del primer tiempo del encuentro. El tiempo restante mantuvo un guion similar al primero, solo que la tropa dirigida por Jorge Coll corrigió la puntería, cerró algunos espacios en defensa y lució más combativa que sus rivales.

Lo mejor por Cuba

Por el conjunto caribeño, Nahomy de la Caridad Rodríguez lideró las acciones, fungiendo como organizadora del juego y repartiendo balones a sus compañeras, para que intentaran romper la portería brasileña. Una excepcional combinación consiguió con Jennifer Amanda Salazar, que resultó en 13 dianas y la decisiva anotación del triunfo.

“Quedaban 40 segundos y empezamos a mover la bola. Primero me detuvieron un ataque y cuando me di cuenta restaban 30 segundos. Entonces decidí arriesgarme, pensé en la posibilidad del fallo, pero también sabía que el juego estaba a punto de finalizar, así que me arriesgué. Todavía no sé como lo anoté”, confesó Jennifer Amanda a un enviado especial del diario digital JIT, luego de concluir el choque con Brasil

Ese final del partido estuvo lleno de emociones para las jóvenes balonmanistas cubanas. Por primera vez participaban como equipo en un evento de tal magnitud y les tocó debutar con el rival más difícil del campeonato. Además, llegaron al certamen casi sin topes previos, aunque el entrenador afirma que hicieron una buena preparación antes de viajar.

“Sabíamos que iba a ser un partido muy difícil. Nosotros hicimos una muy buena preparación, previendo lo que sucedió en el primer partido, por lo que consideramos que estábamos listo para enfrentar ese encuentro y las condiciones en las que se desarrolló. Las chicas tuvieron un poco de presión, aunque considero que es normal por ser la primera vez que se enfrentan a este tipo de encuentros. Pienso que mañana todo salga mejor”, declaró Jorge Coll minutos después de que concluyera el encuentro.

La capitana del conjunto se mostró satisfecha con el resultado del encuentro. Solo minutos después que finalizó el partido, le confesó al diario JIT: “Vamos por el oro. Todas las rivales son difíciles, pero nosotras también lo somos”.

Sin dudas, la victoria ante el elenco de Brasil refuerza el ánimo en las filas cubanas. Este miércoles se enfrentarán al conjunto de Paraguay, en un choque que garantizará su boleto a las semifinales del campeonato.   

Con información del diario digital JIT

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.