El ritmo en las Grandes Ligas es frenético. Desde hace poco más de dos meses comenzó la temporada, y cada fecha la calidad de los peloteros sube un peldaño más. Los cubanos, quienes son nuestro blanco de mira, no cejan en su empeño por brillar al más alto nivel, como muestran los batazos de Yuli Gurriel, Yoan Moncada y Yasmani Grandal pegados este jueves.

Cada jornada implica ver un jonrón, un juego salvado, un fildeo épico, o simplemente las tres. Este 3 de junio, también se bailó salsa en los estadios de Estados Unidos, y la música la pusieron los batazos de Yuli, Yoan Moncada y Grandal y, por supuesto, Vladimir Gutiérrez, con su primera victoria en el mejor béisbol del mundo.

El primer estacazo de vuelta completa salió del peligroso madero de La Piña. El primera base y quinto en la alineación de los Houston Astros aportó la única carrera de su equipo en la derrota frente a los Boston Red Sox 5-1.

Luego de que abanicara su compañero, Yordan Álvarez, y cuando el juego se dirigía a convertirse en una lechada a tres manos, en conteo de tres bolas y dos strikes, aceleró su swing, haló para su mano, y con un batazo de Yuli la pelota desapareció por el jardín izquierdo del “Minute Maid Park”.

Con la conexión llegó a ocho cuadrangulares y 40 carreras impulsadas en este 2021. En el partido consiguió dos imparables más en cuatro turnos oficiales, por lo que su promedio se elevó hasta .310, estadísticas que le valen para mantenerse como líder de su equipo en varios departamentos ofensivos.

Pero no fue el único cubano en conectar multihits en ese choque, pues Aledmys Díaz bateó de 3-2, con un doble y una base por bolas, y por tanto, sus números ofensivos se incrementaron hasta .269. El que no atraviesa por su mejor momento es Yordan Álvarez, ya el tunero volvió a tener otra jornada en blanco, esta vez en cuatro oportunidades, con par de ponches incluidos, aunque se mantuvo sobre la marca de .300 (.304).

En la victoria de los Chicago White 4-1 sobre los Tigres de Detroit todas las carreras que se anotaron fueron a través de jonrones con las bases limpias. Durante la fiesta de batazos, dos criollos hicieron lo suyo. Uno de ellos, Yoan Moncada, lo hizo para abrir el marcador y llegar a 5 en la temporada, mientras Yasmani Grandal conectó kilométrico bambinazo, que abrió el marcador.

La jornada de Moncada se redujo a la conexión que envió más allá de los colchones ubicados en el jardín izquierdo, pues en cuatro visitas al rectángulo solo logró un indiscutible con par de ponches recibidos, válidos para seguir coqueteando con la codiciada cifra de .300, aunque hasta el momento sus cifras ascienden a .299.

Grandal es uno de esos jugadores que no hacen mucho ruido durante la semana, pero cuando llega su turno de brindar espectáculo, poco le queda por demostrar al director. El receptor de los White Sox disparó un cuadrangular -su séptimo batazo de vuelta completa esta contienda- en tres visitas a la caja, haciendo que su anémico promedio subiera hasta .137.

Durante el interesante enfrentamiento, uno de los líderes ofensivos de Chicago no estuvo a la altura. Su nombre es José Abreu, quien falló en tres oportunidades al rectángulo de bateo, por lo tanto, su average descendió a .258.

Por otra parte, desde la lomita de los suspiros, llegó otra alegría para el béisbol cubano. Vladimir Gutiérrez consiguió su primera victoria como jugador de las Mayores, específicamente en los Reds de Cincinnati. El pinareño acumulaba una derrota tras su debut en la MLB, pero el notorio trabajo de cinco innings con solo tres hits permitidos, dos carreras limpias y tres ponches, fue suficiente para anotarse el primer éxito de su carrera.

En el duelo celebrado en el Yankee Stadium entre Tampa Bay y el equipo de casa, Randy Arozarena bateó de 4-1 con par de ponches y una carrera anotada, con un promedio ofensivo de .254. Por otra parte, Yandy Díaz produjo otro indiscutible en tres turnos, válidos para impulsar dos compañeros y elevar sus frecuencias hasta .246.

En la victoria de los Bravos de Atlanta 5-1 sobre los Washington Nationals, vieron acción dos cubanos con presentes diferentes en las Mayores. Por el equipo vencedor, Guillermo Heredia ha logrado cierta estabilidad en los jardines, pues se ha convertido en un pelotero de todos los días, aunque este jueves no alcanzó a rayar en tres turnos y dejó su promedio en .267.

Por otro lado, Yadiel Hernández, si bien no es regular en su organización, cada día tiene una oportunidad diferente de entrar en acción, como el primer emergente del equipo. Este 3 de junio falló en un turno al bate y sus guarismos quedaron en .273.

Ni el propio jugador sensación del mejor béisbol del mundo, José Adolis García, pudo impedir la derrota de los Texas Rangers 11×6 frente a los Rockies de Colorado. El jardinero nombrado novato del mes de mayo en la Liga Americana, y además jardinero central del todos estrellas, ligó un imparable en cuatro turnos, y logró pisar la goma en una ocasión. Su promedio ofensivo de .283 no varió mucho.

Para cerrar este resumen aparece la figura de Jorge Soler, un hombre con una temporada -hasta la más reciente jornada- muy discreta. El habanero ha estado por debajo de sus posibilidades reales y de lo que esperan los seguidores de él.

Este jueves tampoco pudo aportar en la victoria de los Reales 6×5 sobre los Mellizos ni soltar uno de sus batazos enormes. “El Crudo” tuvo tres visitas al cajón de bateo, recibió un boleto y falló en el resto de las ocasiones, por lo que su promedio descendió hasta .174.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.