Los Medias Rojas de Boston sometieron a los Astros de Houston y salieron airosos en el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. De esta forma, los visitantes aseguraron igualar las acciones a una victoria por bando, no sin antes demostrar todo su poderío ofensivo.

Temprano en el primer capítulo, J.D. Martínez llegó al cajón de bateo con la casa llena para Boston. El recio toletero dejó pasar el primer envío de Luis García, pero cuando el abridor de Houston trató de marcar el primer strike con una recta a 93 millas, Martínez le despachó la pelota por el derecho y, de un golpe, trajo cuatro para la registradora.

No obstante, a Rafael Devers le pareció poco y, en el segundo capítulo, repitió la dosis, pues también quería su Grand Slam de la postemporada. Kevin Plawecki llegó primero a la inicial por boleto, luego Arroyo lo llevó hasta segunda con cañonazo al derecho y Kiké Hernández se encargó de llenar las bases para que Rafael Devers pusiera el pleito a ocho carreras de ventaja para Boston.

Como es lógico, ni García ni el relevista Jake Odorizzi duraron encima del montículo, pues, en el cuarto arriba, Kiké Hernández largó el tercer cuadrangular del juego para los Red Sox. De esta forma, el boricua se convirtió en el primer jugador de ese equipo en conectar cinco vuelacercas en igual lapso de partidos.

En apenas par de entradas, la ofensiva de los Red Sox desplegó un total de seis indiscutibles, pero sacaron provecho de cada acción de juego y consiguieron ocho rayitas. Ampliada con el citado bambinazo de Hernández, posteriormente.

Poco contentos con el panorama en el Minute Maid Park, los Astros cargaron en el cierre de la cuarta. Con dos outs en la pizarra, el cubano Yordan Álvarez negoció el boleto y Carlos Correa coló un sencillo para colocar a dos en base. Es así que Kyle Tucker ligó un doblete para traer a Álvarez con la primera de los siderales en el partido.

Con Correa a noventa pies del home plate y Tucker en la intermedia, otro de los peloteros cubanos, Yuli Gurriel volvió a vestirse de grande y respondió con cohete al derecho, pero que sirvió para limpiar las bases y recortar la ventaja.

Sin embargo, Alex Cora se percató de que su as, Nathan Eovaldi, “languidecía” en la lomita de Boston y envió en su lugar, como relevo, a Adam Ottavino, quien trabajó dos tercios, antes de cederle el lugar a Garret Whitlock.

Luego el partido quedó en manos de los lanzadores y poco pudieron hacer ambas novenas, en lo que a ofensiva se refiere. Salvo el octavo en su principio, cuando los Medias Rojas amenazaron seriamente, pero Devers falló con dos en circulación.

A la hora de recoger los bates, los Astros fabricaron carreras con sendos cuadrangulares de Yulieski y el emergente Jason Castro. De nuevo Gurriel descontó para su equipo al conectar largo cuadrangular por el izquierdo. Con tres impulsadas, “La Piña” destacó como el máximo artillero de los derrotados. Pero, el mal estaba hecho y no les bastó para ganar.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.