Buenos Aires era la sede pactada para que otra vez el Hereda San Pablo de Burgos acudiera a su compromiso con la historia. El club donde milita el cubano Jasiel Rivero se enfrentaba al Quimsa en pos de alzar el trofeo de la Copa Intercontinental de la FIBA. Vestidos ambos equipos de gala y en una cancha hermosa, se elevó el telón para que los protagonistas del duelo pusieran la magia.

El primer cuarto comenzó muy parejo con protagonismo divido. Ambas escuadras intentaron aplicar su esquema de juego favorito, pero Burgos sacó la mejor ventaja gracias a sus excelentes tiradores de tres puntos. También hubo destaque para el juego interior de la escuadra burgalesa, pues tanto Kravic como Jasiel mostraron credenciales en la pintura que ayudaron a que el Burgos se llevara el cuarto 25-20.

El segundo cuarto arrancó con un San Pablo de Burgos totalmente enrachado. Los dirigidos por Joan Peñarroya pisaron el acelerador y marcaron en los primeros tres minutos del encuentro parcial de 11-0. Benite se volvía un total dolor de cabeza para la defensa de Quimsa, que a su vez proyectó destellos de recuperación, pero la verdad eran estériles. El pulso se lo llevó el Hereda en el segundo cuarto con marcador de 31-12.

A los camerinos se marchaba con la mitad de la faena hecha. El marcador de 56-32 hacía presagiar que ya todo estaba escrito. Kravic, Benite y Mcfadden sumaman dobles digitos de anotación y lideraban al quinteto burgalés. Cancha de por medio los norteamericanos Brandon Robinson y Diamon Simpson comandaban a la ofensiva de la Fusión.

El tercer cuarto comenzó con un ataque fuerte de del Quimsa que recortó diferencias con un parcial de 7-0 con un impetuoso nivel de Brandon Robinson. El norteamericano metió solito a Quimsa en la pelea aportando 13 cartones al tanteador. Robos, triples, dunks, de todo hizo Robinson sobre el tabloncillo para darle el cuarto a Quimsa 23-11.

La mesa quedaba servida para el último y definitivo cuarto. Quimsa presionaba desde arriba impidiendo a los burgaleses penetrar y ahogándoles los espacios a sus mejores tiradores. El planteamiento táctico les dio buen resultado y Quimsa dominaba la cancha a su esplendor en lo que iban recortando diferencias. Pero la solución al fortísimo juego fue apostar por la dupla Horton y Rivero en la pintura, lo cual le generó buenos dividendos a la postre definitivos para la victoria 2-73

Burgos volvió a escribir otra página de gloria en su corta historia y reverdeció con otro hermoso trofeo sus vitrinas. Tantos triunfos del conjunto dirigido por Joan Peñarroya en tan poco tiempo hacen presagiar que el equipo puede ampliar su época dorada. A propósito del éxito alcanzado por el coach del San Pablo, al ser cuestionado por Play Off Magazine sobre su mano en el triunfo, Joan respondió:

“Yo creo que los importantes en los títulos son los jugadores, ellos son los que ganan los trofeos. Tan solo quiero recordar que la próxima semana tenemos otro título en disputa que vamos a ir a ganar”.

En cuanto a Rivero, pues simplemente volvió a poner su nombre en la historia del baloncesto cubano. Jasiel se convirtió en el segundo cubano en ganar la Intercontinantal Cup y además fue factor clave en la victoria con virtuoso doble-doble ( 10 puntos y 10 rebotes).

Ahora Burgos se prepara para disputar su primera Copa del Rey donde va frente al sorprendente Lenovo Tenerife, un rival bastante difícil debido al nivel que ha mostrado. Por el momento hoy toca celebrar y en eso, en eso el Burgos es especialista.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.