La escena está lista con dos contendientes que prometen mucha emoción para la esperada Serie Mundial y varios cubanos de protagonistas para la gran fiesta del mejor béisbol del mundo.

De un lado, un conjunto con la misión de demostrarle al mundo que no necesita robar señas (usando la tecnología) para crear su historia. Del otro, un equipo que tardó 22 años en llegar al Clásico de Otoño y que no gana desde 1995. Ellos, jamás se han enfrentado en esta instancia.  

Para los cubanos ya la Serie Mundial es histórica pues será la primera con cinco jugadores nacidos en la isla. Nuestro béisbol está viviendo su mejor momento del año y los logros lo prueban.

Yuli Gurriel se convertirá en el segundo pelotero que, en la misma campaña, gana el Título de Bateo y va a la Serie Mundial (primero lo hizo Tony Oliva en 1985).  Además, su compañero de equipo, Yordan Álvarez, es el cuarto antillano elegido como MVP de una Serie de Campeonato. 

¿Ya tienen un pronóstico? ¿No te has decidido? En los siguientes párrafos analizaremos algunas de las claves que pueden marcar este enfrentamiento, y quizás te ayuden en tu selección.

El pitcheo abridor de los Bravos será fundamental

Bienvenidos a la nueva era del béisbol, en la cual la sabermetría y la analítica son factores fundamentales en cada postemporada. Eso ha propiciado que el bullpen tome tanta o más importancia que los lanzadores abridores. En los encuentros que se han disputado hasta ahora, los relevistas suman más innings que el picheo abridor. 

Abridores o SP: 252.2 IP

Relevistas o RP: 295.1 IP 

Seis de los 10 equipos que llegaron a la Tierra Prometida vieron más entradas de su bullpen que de sus abridores. De los cuatro conjuntos que estuvieron en la Series de Campeonatos, solo los Bravos le dieron más trabajo a su rotación que a los relevistas, aunque seamos justos, fue solo por un inning:  

Picheo de los Bravos 

SP:  44.0IP

RP: 43.0IP

Sin Mike Soroka, la rotación de Brian Snitker ha sabido asentarse y responder en los partidos importantes. Solo permitieron cuatro carreras ante los Brewers en la Serie Divisional, allí también hicieron posibles dos blanqueadas. Después lograron minimizar el bateo de los Dodgers (.250/.330/.425). 

Contar con el trío de Charlie Morton, Max Fried y Ian Anderson era lo que necesitaban el año pasado en el que tampoco dependieron de Soroka. En 2020 sumaron cuatro aperturas con un opener (relevista que abre juegos), y tres de estas fueron en la Serie de Campeonato contra los Dodgers.

Eso influyó en que el bullpen registrara la efectividad más alta y permitiera la mayor cantidad de carreras limpias en la NLCS. La historia cambió un año después; solo han tenido una apertura con un lanzador de relevo y la ganaron. En una serie al mejor de siete, el descanso para los brazos es vital.  

Miramos la importancia del bullpen, pero la clave está en que responda bien. El ejemplo más cercano son los Dodgers del año pasado, quienes usaron más a los relevistas que a los abridores para ganar (picheo abridor: 25.1IP y picheo relevo: 28.1IP).

Casi sucede lo mismo con los Red Sox de Boston en el 2018, pues se coronaron con 27.1 IP de sus lanzadores abridores, pero los relevistas lanzaron (25.2IP). Ambos cuerpos de relevos respondieron. 

Si miramos los resultados en los 162 partidos finalizados observamos que los Bravos y Astros obtuvieron resultados parecidos de sus bullpen, pues ambos se combinaron para fWAR (3.6). Mientras que el FIP de Atlanta fue de 4.08 y el de Houston de 4.21, en BB/9 fue 3.64 y 4.01, respectivamente. En la segunda parte de la contienda ambos lograron 1.8 de fWAR.

 fWAR: Victoria sobre remplazo en versión de Fangrahps/ FIP: Pitcheo independiente del Fildeo/ BB/9: Bases por bolas por cada nueve innings.

En esta postemporada:

  • Astros: ERA: 3.42/WHIP 1.18/OPBA .230/ K/9 10.44/  BB/9 2.40/ 50.0IP
  • Braves: ERA 3.56/WHIP 1.23/ OPBA .228/ K/9 10.88/ BB/9 3.56/ 43.0IP

ERA: Efectividad del lanzador/ WHIP: Bases por bolas y Hits por cada innings/ K/9: Strikeouts por cada nueve innings/ IP; Innings lanzados. 

En una serie tan larga, los lanzadores de bullpen necesitan repartirse el protagonismo y más cuando no tienes mucho respaldo de los abridores, algo que lograron los Astros contra White Sox y Red Sox.

Christian Javier (7.2IP), Kendall Graveman (7.0IP), Phil Maton (6.2IP), Ryne Stanek (6.2 IP) y Ryan Pressly (6.0IP) laboraron por seis entradas o más. Los Bravos tuvieron a Tyler Matzek (8.2IP) y Will Smith (6.0IP) con al menos 6.0 IP (mejor respaldo de los SP).  

La ofensiva de los Astros   

Los bateadores de los Astros se combinaron para liderar la temporada regular en (BA, H, OBP, K%, RBI, R). Estamos en presencia de la mejor ofensiva de las Grandes Ligas ¿Quién dice que eso cambiará en este momento?  Entre los conjuntos que jugaron la Serie de Campeonatos lideraron en BA, OBP, RBI, R. 

Dato: desde el 2015, los Astros han clasificado en seis de la siete contiendas y entre todos los playoffs que jugaron en ese lapso han registrado el mejor promedio de bateo en este (.281), y también presentan el segundo mejor SLG hasta ahora (.443). 

La ofensiva de los astronautas ya contaba con el respaldo de José Altuve, Carlos Correa, Alex Bregman, Michael Brantley y Yuli en postemporadas anteriores, pero ahora tienen a dos bateadores que han revolucionado el line up

Yordan Álvarez, cuando jugó su primera postemporada, no despertó hasta la Serie Mundial. También solo había tenido 369 PA en los primeros 87 juegos de su carrera.

A.J.  Hinch, el mánager de Astros en aquel entonces, se refirió al slump de Álvarez de esta forma: “Creo que está manejando todo bien. Le faltan reconocer algunos lanzamientos y eso es lo que lo frustra. Ha estado en el medio del line up un poco y eso es inusual para él”.

El tunero fue utilizado como quinto bate en sus primeros siete juegos en aquella tierra prometida. Después bateó en el sexto turno seis veces y de séptimo en tres. Dos años después, es el cuarto bate inamovible para Dusty Baker.

“Air Yordan” es el bateador con mejor BA, OBP, SLG y OPS en esta postemporada. También tiene la segunda mayor cifra de carreras impulsadas (9) y cuatro de ellas, han sido cuando el juego va empatado. Sus actuaciones lo llevaron a ganar el MVP de la ALCS. 

El otro jugador que mejoró la tanda fue Kyle Tucker: El 2021 fue su año de impacto, al conectar 30 vuelacercas y remolcar 92 carreras. También logró un OPS de .917. Antes de estos playoffs, Tucker, en 22 juegos de octubre, tenía un OPS de .656 con un bambinazo y seis remolques. En 2021: 10 G OPS .935 RBI 15 HR 4). 

La defensa y el corrido de bases son fundamentales 

Los cambios defensivos en el terreno o shifts han generado mutaciones positivas en la defensa de los Bravos en 2021. En la pasada campaña fueron el conjunto que menos Shifts ejecutó; anteriormente (2019) se incluyeron en el top cinco de los que menos movieron a sus jugadores en el diamante

En la contienda recién finalizada fueron el cuarto conjunto que más hizo cambios (38.9%), mientras que los Astros fueron terceros (46.2%), pero el historial de los astronautas es amplio, pues desde que se llevan estos registros en 2016 siempre han estado entre los que más hacen shifts de la liga, y tres veces lideraron MLB. 

El equipo de Snitker defendió (49) carreras en la temporada y se clasificó como el octavo conjunto de todo el béisbol. Los Astros sumaron (78) y fueron segundos. Los naranjas sumaron (45) outs por encima del promedio (OOA) y esa fue la segunda mayor cifra del “Big Show”; los Bravos (8), decimosegunda. 

OOA (Outs por encima del promedio)

DRS (Carreras defendidas) 

No sabemos los OOA ni DRS que han sumado cada plantel en la postemporada, al menos públicamente no están, pero para los fanáticos de las métricas tradicionales va esto: los Bravos han fildeado para .997 y los Astros .983 en 10 juegos disputados cada uno: eso es equivalente a 88.0 IP y 87.0 IP, respectivamente.

Las muestras en Series de cinco o siete partidos son muy diminutas, pero lo que es una realidad, es que ambos infield son de los mejores en Las Mayores. Desde 2018 sus jugadores de cuadro están entre los que más suman PA en postemporadas: 

Infield que más han sumado PA en playoffs desde 2018: 

  • Dodgers: 1128
  • Astros: 1033
  • Bravos: 659 

Albies, Freeman, Swanson tiene vasta experiencia en partidos definitorios. Pero Yuli, Altuve, Correa, Maldonado y Bregman; tienen más. Se avizora un duelo reñido tanto ofensivo y defensivo de cada equipo en la Serie Mundial.

El corrido de bases ya sea bueno o malo, puede definir partidos y más en partidos donde se aprovecha cada ventaja que otorgue el rival. En este aspecto, los Bravos son bastante buenos, incluso, sin contar con Ronald Acuña Jr., quien junto a Ozzie Albies es un excelente robador.

Los Astros tuvieron a Kyle Tucker, quien lideró el equipo con 14 estafas en la temporada. Su historial de robos en MiLB (Minor League Baseball) lo avala: dos años con 30 o más almohadillas estafadas (uno en triple A). 

El Base Running de los Bravos (BsR) fue de 30.8 en la pasada contienda y terminaron quintos en la liga. Houston solo logró un -29.2, para quedar en el lugar 23 de toda MLB. En la versión 2021 de la postemporada, los Astros están de 7-0 y los Bravos de 5-1 cuando han salido al robo. 

El camino está trazado, comienza en Minuted Maid Park, pero tendrá una escala en Truist Park, donde se jugará el primer encuentro de Serie Mundial de su historia ¿Cuál es su favorito? ¿El conjunto de Snitker o el del hijo? (entrenador de bateo de los Astros) ¿El equipo actual de Baker o el plantel que lo hizo debutar en MLB? La mística estará presente en esta Serie Mundial, la primera entre Bravos y Astros.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.