La recompensa llegó para Colombia, un país que está desarrollando su béisbol a un ritmo acelerado. La victoria 4-1 sobre República Dominicana no solo representó el primer campeonato en Series del Caribe, sino que también fue un día histórico. 

Nos tendríamos que remontar a la Copa Mundial del año 1965 para apreciar la última vez que los colombianos ganaron un torneo con la selección mayor. Desde entonces, sus mejores resultados han sido un tercer lugar en los Panamericanos (1971) y en los Centroamericanos (2018). 

Varios aficionados criticaron la inclusión del país cafetalero en los Clásicos Caribeños. Incluso, algunos pedían la expulsión del evento después de que en sus dos primeras Series no pudieron conseguir una victoria (0-10). 

En la finalizada edición, Colombia se convirtió en el David que venció a varios Gigantes. Derrotaron a los Navegantes de Magallanes (6-1) en el día inaugural para obtener su primer triunfo en el prestigioso torneo. Después, le ganaron a República Dominicana y Panamá.  

El picheo del conjunto de Luis Mosquera fue muy efectivo en la etapa clasificatoria. De hecho, solo México logró una mejor efectividad y WHIP que ellos. Los bateadores se combinaron para un promedio de .270, segundo mejor de la competición en dicha fase.

Conociendo eso, no era sorpresa que vencieran por segunda ocasión a Venezuela, ahora en la semifinal (8-1). El plantel con la mejor ofensiva del campeonato solo produjo dos carreras en par de choques contra el picheo colombiano. 

Aun así, los Gigantes del Cibao salieron como los grandes favoritos en la final, no solo por su line-up atemorizante, también porque la afición estaba de su lado. Hubo varios momentos importantes en el choque, pero, todo se resume al segundo inning. 

La única entrada en que Raúl Valdés tuvo problemas fue en la segunda. Allí los cafetaleros conectaron cinco imparables y produjeron tres carreras gracias a los dobles de Mauricio Ramos, Dilson Herrera y un sencillo de Brayan Buelvas.

Después, Valdés no permitió un hit hasta que, en el noveno capítulo, Reinaldo Rodríguez, conectó un sencillo que lo sacó del partido. 

Dato: Desde que se disputa la final en la Serie del Caribe (2013), ningún lanzador había trabajado ocho entradas o más en un encuentro por el título. Solo Rodrigo León y Ángel Castro sumaron siete innings y dos tercios, en el choque más largo (registrado) en un clásico del caribe. 

*La final del 2013 duró ocho horas. 

Los dominicanos conectaron siete hits, la misma cantidad que sus rivales, pero dejaron a cinco corredores en las almohadillas; se fueron de 5-1 con hombres en posición anotadora. Henry Urrutia fue el único que bateó más de un imparable, se fue de 4-4 con un biangular. 

Dato: En sus primeros tres encuentros Urrutia estuvo de (15-3), en los últimos tres ligó de 12-9. 

Una de las figuras de la noche fue Elkin Alcala, un joven de 24 años que logró acumular más de 100 entradas en ligas menores con los Marlins de Miami. El derecho ya había maniatado a la ofensiva panameña (4.0IP/0R).  

Salida vs Dominicana: 5.2IP/4H/1R/1ER/1BB/7S0 

La Joya monticular de 82 lanzamientos le aseguró la victoria. Después, Luis Moreno, Juan Díaz y Rodrigo Benoit se combinaron para un tercio de juego en blanco. 

“Realmente, me siento muy emocionado, este triunfo solamente no es para nosotros también es para Colombia. Gracias a Dios obtuvimos la victoria y tenemos que disfrutarla al máximo. Por último, quiero darle las gracias a los fanáticos que nos apoyaron” le dijo el big leaguer, Harold Ramírez, a Yussef Díaz de Pelota Cubana. 

“No hay palabras para describir lo que está sucediendo, es algo histórico” dijo el mánager Mosquera en la conferencia de prensa. “Ustedes vieron que Raúl Valdés lanzó hasta el noveno inning, sabíamos que teníamos que atacarlo rápido como sucedió en el choque de la fase clasificatoria. Estoy muy contento por mis muchachos, han hecho historia”. 

El juego no solo fue histórico para Colombia porque ganaron; fue la primera vez que se enfrentaron dos timoneles colombianos. “Pipe siempre ha sido un mentor para mí” dijo Mosquera sobre el gerente de Dominicana “Luis Urueta”. 

Respecto a la derrota, Urueta señaló: “Tengo que ir a tres Series del Caribe para ganar la cuarta. Creo que todo el mérito es para Colombia, estuvieron inspirados desde el primer día y jugaron un gran béisbol”. 

Los Caimanes jugaron un gran torneo, su cuerpo técnico, apoyado por la sabermetría y el estudio del béisbol, hizo realidad el sueño. Este éxito marcará un antes y un después para el béisbol colombiano. 

El más impredecible de los deportes nos tenía guardada otra sorpresa. Una que sería impensable hace una década. Ahora, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe tendrá la mejor excusa para convertir a Colombia en un miembro pleno, pues son los actuales campeones del clásico caribeño. ¡Felicidades!

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.