Canadá derrotó a Cuba con marcador de seis carreras por cinco y de esta forma sepultó las aspiraciones antillanas de avanzar a la superronda del preolímpico de las Américas. Con la caída, acabó el sueño olímpico del pasatiempo nacional que se despide de todo chance de llegar a Tokio este verano.

La lluvia quiso imponer su ley y atrasó el inicio de las acciones en el Clover Park. Apenas pudo completarse el primer lanzamiento, cuando la furia de la naturaleza quiso extender aún más la agonía de Cuba. Tras una hora y tanto de espera, el segundo y decisivo partido de la Mayor de las Antillas dentro del Grupo B del Torneo Preolímpico de las Américas comenzó.

Empero, ni el agua misma pudo limpiar el mal que aqueja al béisbol nacional en los últimos tiempos, una pesadilla que, al menos por el momento, parece no tener un final visible y que se hizo presente nuevamente: la derrota.

El sueño olímpico, que quizás en los noventa e inicios de los años 2000 formaba parte de la realidad, se esfumó en apenas 18 entradas. Lo que pase ante Colombia, el último rival de mero trámite, nada cambiará.

Carlos Juan Viera abrió por la escuadra de las cuatro letras y recibió el primer indiscutible del choque tras buen turno ofensivo del hombre proa de Canadá, Wesley Darvill, quien anotó en esa misma entrada instantes después, gracias a cañonazo remolcador del antesalista norteño, Eric Wood. Para colmo de males, el tunero recibió otro hit, esta vez de Connor Panas, válido para rayar la tarjeta por segunda vez. Al derecho antillano le costó dominar el inning y explotó tras soportar cuatro hits y regalar una base por bolas.

El mentor cubano, Armando Ferrer, apeló como relevo a los envíos de Yariel Rodríguez, el talentoso lanzador que atravesó el Océano Pacífico desde Japón para intentar poner a su país en los Juegos de Tokio. El “Gallero de San Serapio” asumió el montículo con corredores en las esquinas y un buen momento para Canadá. Sin embargo, tres lanzamientos le bastaron para dominar a J.D. Osborne y frenar en seco a los rivales.

Poco pudieron hacer los bateadores cubanos en el cierre del primer capítulo ante los envíos del zurdo Ryan Kellogg, salvo el hit de Yadil Mujica para romper la racha de nueve entradas sin permitir carreras de los monticulistas canadienses. Roel Santos falló en rodado fuerte al mascotín de la primera base.

Yariel abrió con boleto a Tyson Gillies y ponchó a Darvill y regaló otra base por bolas a Jacob Robson. Yosvani Alarcón le añadió más dramatismo al momento tras cometer passed ball que hizo avanzar a los corredores. Tras una jugada dudosa, Eric Wood abanicó al tercer strike. Tras llenar las bases, todo parecía indicar que los rivales añadirían otra más al marcador, pero el camagüeyano apeló a su mejor arma, el ponche, para liquidar la entrada y dejarla en blanco.

Con dos outs en la pizarra, Erisbel Arruebarrena estuvo a milímetros de volver a jonronear, pues la pelota picó contra las cercas y el “Grillo” llegó de pie a segunda con un tubey. Raico Santos por poco se anota hit, pero el camarero canadiense le quitó un indiscutible a Santos y una potencial carrera al elenco criollo.

La tercera entrada finalmente pudo ser retirada de uno, dos y tres por la defensa de Cuba, aunque dos bateadores fueron retirados strikes mediante. Dayán García abrió tanda con fuerte hit al antesalista y acto seguido Roel Santos falló con un inofensivo elevado. Mujica también llegó con tiempo a la primera almohadilla con hit por torpedero en el que constituyó de los mejores momentos de Cuba en el primer tercio de choque. Ni Yordanis Samón ni Lisbán Correa pudieron traer a ninguno de los dos.

En el cuarto episodio Canadá puso un corredor en circulación, pero Yariel no dejó dudas de su calidad y ponchó a dos bateadores antes de soportar otro indiscutible. Con dos hombres fuera en el inning, los norteños fabricaron la cuarta anotación y la primera que consiguieron ante Rodríguez.

Cuba abrió una posibilidad en la baja del cuarto y colocó corredores en primera y segunda base, pues ganaron dos veces la reclamación al video, tras roletazo del Grillo por el infield. Raico Santos elevó al central y Drake llegó a tercera con la posibilidad de inaugurar el marcador tras tres ceros consecutivos. Dayán García vino a empuñar ante un nuevo lanzador, pues Ryan Kellogg explotó. Dustin Mollexen asumió el montículo y el artemiseño cedió el último out de otra entrada en blanco para los antillanos.

Tras una entrada de cero para Yariel, justo a mitad del desafío tronaron los bates cubanos con cañonazos consecutivos de Roel Santos (tubey) y Yadil Mujica. Samón, aunque bateó para doble play, al menos trajo la primera y rompió el hielo. Con dos fuera, poco hizo “Billy” más que poncharse esa entrada.

Sin mucho ruido transcurrió el sexto capítulo para ambos conjuntos. En el séptimo, luego de llegar a 10 ponches, Rodríguez permitió jonrón de Michael Crouse con la quinta carrera de los norteños para sentenciar a los cubanos y sacarlos del torneo a falta de un partido por disputar frente a Colombia, en el caso de los nuestros.

En el que significó el mejor momento del juego para el representativo de la isla, Raico se anotó inatrapable en el llamado inning de la suerte. Dayán García había bateado para doble play, pero un error en fildeo del inicialista le permitió quedar con vida. Roel Santos largó doblete y Cuba puso hombres en las esquinas. Cuando Mujica falló de lanzador a inicialista, García pudo pisar la goma por segunda vez y Yordanis Samón le dio a Roel la oportunidad de anotar la tercera. Lisbán Correa falló por cuarta vez en el choque y mató una entrada que parecía para más.

Liván Moinelo entró de relevo en el octavo, tal y como está acostumbrado hacer en la liga de Japón (NPB). El zurdo pinareño regaló un boleto abriendo entrada, pero la inconsistencia detrás del plato del receptor antillano, Yosvany Alarcón, junto con otro error del cuadro, provocaron la sexta rayita de Canadá.

Por parte de Cuba, en esa entrada Armando Ferrer movió el banco y trajo a Guillermo Avilés a empuñar como emergente por Alarcón, pero el granmense abanicó y se ponchó para el primer out del inning. Poco pudo hacer también Yadir Drake con elevado inofensivo. Arruebarrena también fue retirado al tercer strike.

Canadá extendió la agonía de los criollos hasta la misma novena entrada, incluso explotaron a Moinelo y el mentor cubano salió personalmente para traer a la lomita al estelar Raydel Martínez. El cerrador de los Dragones de Chunichi, de la NPB, liquidó el inning y dio el cero.

Los primos Santos le dieron a Cuba un último ápice de esperanza en el noveno. Raico con trueno al central y Roel con batazo extraviado a la banda contraria preocuparon al alto mando de los canadienses. En una polémica decisión, Ferrer apeló a Frederich Cepeda, quien conectó fly de sacrificio para impulsar la cuarta del Equipo Nacional. Yordanis Samón lidió con toda la presión en sus hombros y llegó safe a la inicial tras error en tiro del lanzador.

En la jugada llegó la quinta carrera y parecía una remontada histórica, pero la providencia puso todo en su sitio y Correa volvió a poncharse. Con esta derrota, Cuba se quedó sin opciones de avanzar en el Preolímpico y dice adiós a la cita bajo los cinco aros en Tokio.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.