La selección cubana de béisbol que asiste al Mundial sub-23 encadenó su tercer triunfo consecutivo en el evento y está ahora más cerca de avanzar a la llamada Superronda donde estarán los seis mejores.

El combinado de la isla derrotó con facilidad al conjunto de República Checa con pizarra de 7 carreras por 1 en el estadio de los Yaquis de Obregón, en México, y tiene grandes posibilidades de avanzar a esta importante fase.

La victoria llegó sin muchas complicaciones, tras un racimo de tres carreras a la altura de la tercera entrada que fueron suficientes para respaldar el buen trabajo monticular del abridor José Eduardo Santos, derecho de 23 años.

El serpentinero caminó completo las siete entradas, en las cuales solo permitió dos hits, al tiempo que regalaba cinco ponches, además de otorgar igual cantidad de bases por bolas que no pudieron ser aprovechadas por los chechos.

Santos no permitió un hit hasta la parte baja de la sexta cuando Marek Chlup le conectó triple al derecho y anotó más tarde con un elevado de sacrificio de Radim Novotny, para registrar la única de su conjunto.

“Santos nos ayudó mucho al caminar. En general, hemos tenido muy buenos pícheres. Gracias a eso, hemos ganado partidos”, declaró Eriel Sánchez.

Una vez más no fue una jornada pródiga para la ofensiva de la isla que fabricó siete anotaciones con ocho hits, pero que, hasta la sexta entrada, solo había conectado apenas tres imparables.

“De la ofensiva cubana, más de lo mismo. Cada partido, con independencia del rival de turno, es un verdadero martirio para todos los aficionados que los apoyan. La timidez de los maderos, la indisciplina en la caja de bateo, y la ausencia de ajustes efectivos ante la variedad de envíos de los lanzadores contrarios; regresan en cada jornada y convierten cada desafío en un reto”, reseña el colega Boris Luis Cabrera, algo que describe, perfectamente, lo que ha ocurrido en el Mundial sub-23.

La pobre producción ofensiva de la isla se evidenció en el hecho de que Rangel Ramos fue el único jugador en registrar un juego de múlti-hits, al irse 4 de 2 con una carrera anotada y una impulsada, desde el octavo puesto en la alineación.

Este martes, la isla enfrentará a República Dominicana a la 1.30 p.m., como parte del último partido de la ronda clasificatoria del grupo A.

No obstante, tras la victoria ante República Checha, los muchachos clasificarían a la superronda del Mundial sub-23 si República Dominicana derrota a Taipéi en el próximo choque.

“Necesitamos dar un paso más para llegar a la superronda. Sabemos que República Dominicana es un equipo muy fuerte. Tengo mucho respeto por ellos. Seguro que será divertido vernos jugar mañana”, concluyó Eriel.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.