La selección masculina cubana de baloncesto volvió a caer en la ventana mundialista ante México esta vez por marcador de 75-66.

El entrenador Eduardo Moya abrió con Sigfredo Casero, Karel Guzmán, Neysser Coutin, Jasiel Rivero y Yoel Cubillas para intentar conseguir el primer triunfo a pesar de estar ya eliminados.

La escuadra cubana comenzó algo dormida, pero en la segunda mitad del cuarto reaccionó por medio de Cubillas y Rivero y logró remontar. Sin embargo, en los instantes finales algunos descuidos en ataque y defensa permitieron que los aztecas se llevaran el parcial 18-16.

Para el segundo periodo se repitió la historia: un conjunto antillano pasivo y errático que vio a México despegarse, obligándolos a remar contracorriente. Un racimo de cinco puntos seguidos los volvió a pegar 34-30, pero Paul Stoll sepultó las esperanzas desde el perímetro con anotaciones claves que posibilitaron que México se fuera al descanso 42-36 arriba.

Hasta el momento Cuba había logrado sobrevivir con las rotaciones y una buena actuación del base suplente Pedro Roque, pero en el tercer cuarto la desconexión fue total entre las figuras más inexpertas. Las circunstancias fueron aprovechadas por el conjunto mexicano que extendió la ventaja a catorce (61-47), para dejar sentenciado el choque de cara al último cuarto.

Con la intención de recortar distancias, Moya mandó a la cancha a lo mejor que tenía en los diez minutos finales y, a pesar de que lograron acercarse, los paupérrimos porcentajes de tiros libres disolvieron todas las expectativas. Cuba se llevó el cuarto 14-19, pero no fue suficiente para impedir la quinta derrota de la ventana.

A pesar de dominar en la pintura y la lucha bajo las tablas, la escuadra caribeña demostró una muy pobre efectividad frente al canasto con un 34.9 por ciento en tiros de campo, un 19 por ciento en triples (muy inferior al 42.30 exhibido por México) y un 56.2 por ciento en libres, donde fallaron 14. Además, tampoco supieron aprovechar las oportunidades a la contra e igualmente se vieron superados por sus rivales a la hora de convertir los puntos tras pérdidas.

Jasiel Rivero resultó el máximo anotador por Cuba con 17 puntos, aunque Yoel Cubillas fue el jugador más efectivo del partido (incluyendo a los mexicanos) al acumular 20 créditos. Por el bando azteca, Paul Stoll comandó la ofensiva con 17 cartones.

De esta forma, Cuba continúa en el sótano de la llave D sin conocer la victoria, y el cuatro de julio cerrará su participación cuando reciba a Estados Unidos en el Coliseo de la ciudad deportiva habanera.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.