Este pudiera ser el año definitivo de Frank Sánchez, un boxeador cubano que viene pisando fuerte y cuyos representantes planean encaminarlo a pelear por un título este mismo año.

El antillano dio muestras de su formidable pegada con uno de los más espectaculares nocauts de 2020 ante Julián Fernández, pero tras un tiempo entrenando junto al conocido Canelo Álvarez, en su entorno creen que está listo para empeños mayores.

El pugilista, a quien Canelo llama “el mejor sparring que he tenido”, derrotó por nocaut en el séptimo asalto al mexicano Julián Fernández el pasado 19 de diciembre, y pudiera estar cerca de su gran momento, pues hay esperanzas de que pueda pelear por el título mundial de peso pesado de la Organización Mundial de Boxeo.

“Esto se debe a que sigue siendo una posibilidad que Anthony Joshua deje vacante ese cinturón para no tener que cumplir con su defensa mandatoria ante Oleksandr Usyk y poder lanzarse así a un combate de unificación de cinturones ante Tyson Fury, quien es el monarca del Consejo Mundial de Boxeo. De suceder así, la OMB sancionaría un combate entre el ucraniano y alguno de los otros mejores rankeados”, detalla el sitio Bola Vip.

Este razonamiento se basa en las palabras del mánager del cubano, Mike Borao, para quien estaría ahí la oportunidad que espera el guerreo de la Isla, clasificado séptimo por el organismo.

«Frank es actualmente el número 7 de la OMB, el número 12 del CMB y el número 12 de la AMB. Hizo tres defensas de su título de la NABO y los muchachos por delante de él no han peleado en más de un año y Pulev acaba de perder. Siempre he predicho que Fury peleará contra Joshua y, como resultado, el título de la OMB queda vacante en algún momento de 2021. Sigo creyendo que es un escenario probable», dijo a Sky Sports.

Lo cierto es que Frank Sánchez ha crecido mucho desde que está entrenándose a las órdenes de Eddy Reynoso, preparador de Andy Ruiz y de Canelo Álvarez, y cerca del reconocido peleador mexicano.

«Creo que trabajar con Eddy y Canelo es un beneficio increíble para Frank, aunque sólo sea por el entorno de campeones que lo rodean, va a sacar lo mejor de Frank”, dijo Borao.

Antes de su salida de la Isla, Frank Sánchez apuntaba como el relevo de su división en el país, al comienzo de la sexta edición de la Serie Mundial de Boxeo, en el 2016. En su aval constaba, incluso, una victoria en el Playa Girón de un año antes frente a Erislandy Savón, titular panamericano y principal carta cubana para los Juegos Olímpicos.

 “Sí, creo que estamos a un paso de esas cosas grandes. Mis primeros tiempos en el boxeo profesional fueron de aprendizaje, de pelear y pelear mucho para poder llegar a esta situación, donde se me conoce y se me tiene en cuenta para cosas que puedan suceder en la división pesada”, afirmó en entrevista a Jorge Ebro el año pasado.

Un cambio de entrenador y coincidir con peleadores como Canelo, ha sido importante en su crecimiento. En marzo pasado, se llevó el título continental del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al disponer fácilmente del estadounidense Joey Dawejko.

“Con el Tigre Castaños primeros y con Eddy Reynoso ahora he avanzado bastante. He aprendido cosas, me han inculcado elementos novedosos, junto al Canelo Álvarez, que también ha estado pendiente y me ha dado consejos en el ring. He mejorado los desplazamientos de piernas y brazos”, añadió en su diálogo con El Nuevo Herald.

“Allí cada cual tiene su horario, todos trabajamos unas dos horas de entrenamiento, unos bien temprano, otros al mediodía, otros por la tarde. Ellos tratan de darle una atención diferenciada a cada boxeador, de darle el máximo en el tiempo asignado para cada uno”, explica.

Frank Sánchez salió de Cuba rumbo al profesionalismo en los Estados Unidos, junto al también púgil Yampier Hernández, aunque antes estuvieron un tiempo en México. “No hay ningún tipo de motivo, sino que quiero ser profesional y en Cuba no podía”, dijo a Diario de Cuba.

Mucho tiempo después, presenta una hoja inmaculada como profesional después de su debut con TKO en septiembre de 2017 y acumula 17 victorias, de las cuales 13 llegaron por nocaut. Ahora, incluso, se atreve a retar a conocidos guerreros como Anthony Joshua o Fury.

“Yo pienso que en menos de un año ya seré campeón del mundo. Desde que llegué allá me recibieron bien, Canelo muy bien y ha estado a mi lado. Ryan García y todos los muchachos me apoyan, corremos juntos y dicen que voy a ser grande”, dijo a Ebro en la misma entrevista.

Ese plazo de un año que dio entonces, está a unos meses de cumplirse y, quién sabe si las palabras de su mánager se cumplan, y el antillano pueda pelear por esa corona con la que tanto sueña.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.