El cubano Henry Urrutia bateó de 4-3 con par de dobles, mientras que el zurdo estadounidense Tyler Alexander estuvo a solo tres outs de convertirse en el primer lanzador en la historia de la Series del Caribe en tirar un partido perfecto en el torneo más importante y antiguo del área, y Dominicana derrotó 2×1 a México para llegar a la Final.

Alexander, abridor de Gigantes del Cibao, llegó hasta la novena sin que se le embasara ningún bateador oponente, después de desaparecer por completo al line-up de los Charros de Jalisco, campeones de la Liga Arco del Pacífico, durante dicho período.

El encanto se rompió iniciando la novena con un biangular que se voló al jardinero derecho, del campocorto Isaac Rodríguez, quien fue compañero de Alexander en los Gigantes durante la temporada invernal de República Dominicana. Rodríguez anotaría la única carrera del conjunto mexicano en el encuentro.

La única vez que se pudo concretar una hazaña que se acercó al juego perfecto fue por parte del estadounidense Thomas Fine, quien, lanzando para los Leones del Habana dirigidos por Miguel Ángel González, en 1952, en contra del Cervecería Caracas, campeón venezolano, tiró un No/No, en el cual regaló tres pasaportes.

Los Gigantes del Cibao (5-1) apoyaron la magistral labor de su abridor con dos carreras, de las cuales no pudieron sobreponerse los Charros hasta la novena entrada, donde conectaron sus dos hits y anotaron la única. El cubano Henry Urrutia lleva de 8-5 en los dos últimos choques de su elenco.

En ocho completas, Tyler ponchó a cinco bateadores contrarios, forzó once elevados y siete rodados, mientras que toleró un hit y una carrera limpia.

Como dato curioso, la jornada semifinal fue histórica en cuanto a los abridores. Por primera vez, dos encuentros llegan al menos a siete entradas con un equipo sin hits. En el primer desafío de la etapa, los Caimanes de Barranquilla, campeones de Colombia, llegaran a la octava entrada sin permitir imparables a los Navegantes de Magallanes.

Esta noche, Caimanes de Barranquilla y Gigantes del Cibao estarán disputando la primera Final de su historia en un “Clásico del Caribe”. La favorita escuadra de la República Dominicana buscará su título número 22 en esta instancia y tercero de forma consecutiva, algo que únicamente han logrado ellos (1997-1999) en la segunda etapa del evento relanzado en 1970.

Todos Estrellas

Un total de seis peloteros de los Gigantes del Cibao fueron elegidos por la prensa acreditada en la selección ideal de la edición 64 de la Serie del Caribe. Por los monarcas de la pelota invernal dominicana estuvieron el segunda base Robinson Canó, el campocorto Hanser Alberto, el jardinero central José Sirí, el bateador designado Juan Francisco y el relevista Luis Felipe López.

De igual forma, el estelar zurdo Tyler Alexander fue escogido como el mejor abridor del evento, luego de lanzar ocho entradas perfectas durante el juego semifinal y haber tenido otra apertura de calidad en el encuentro inaugural de la Serie.

Completaron el All Star Christian Bethancourt (Receptor – Astronautas), Reynaldo Rodríguez (primera base – Caimanes), Niuman Romero (tercera base – Navegantes), Félix Pérez (jardinero izquierdo – Charros) y Danry Vásquez (jardinero derecho – Navegantes). El mejor dirigente del torneo fue José Mosquera, capataz de Caimanes de Barranquilla.

El equipo fue seleccionado por el voto de todos los periodistas que cubrieron el evento. La nominación al premio implica, además del reconocimiento por el rendimiento, una remuneración económica para cada uno de los jugadores seleccionados.

Por naciones: Gigantes de República Dominicana tuvieron a cinco peloteros, Navegantes de Venezuela contó con dos, al igual que Caimanes de Colombia, Charros de Jalisco y Astronautas de Panamá aportaron uno, mientras que los Criollos de Puerto Rico fueron el único país que no incluyó ningún atleta en el cuadro de honor de la justa.

Con información de ESPN