Pese a que su buena temporada en Japón se vio frustrada por una inoportuna lesión que lo sacó del juego cuando disputaba seriamente el liderato de impulsadas, el cubano Dayán Viciedo se recupera de las molestias de cara a la que sería su última temporada en el béisbol japonés, aunque quiere prolongar su estancia allí.

El antillano ha visto resurgir su carrera en la Tierra del Sol Naciente después de su paso por la Gran Carpa, y aunque entrará en 2021 en el tercer y último año de su actual contrato con los Dragones de Chunichi, tiene bien claro que desearía prolongar su vínculo, para seguir sumando registros que lo colocan como uno de los mejores nacidos en la Isla con actuación en ese país.  

“Quiero seguir jugando en Japón. Quiero obtener mejores resultados en el futuro», dijo el villaclareño, en declaraciones recogidas por Yahoo Japan.

Dayán se retiró de la temporada en un momento importante para él, debido a una dislocación de su hombro izquierdo que le impidió seguir peleando por un importante apartado en su circuito.

Cuando ocurrió el infortunio estaba en la recta final con su equipo, los Dragones de Chunichi, y quedaban cinco juegos para pelear por el liderato de carreras impulsadas en la Liga Central del béisbol japonés, cuyo calendario terminó recientemente.

Por estos días se encuentra rehabilitándose en el Estadio de Béisbol de Nagoya y de acuerdo con Yahoo, se mostró entusiasmado de cara a lo que viene en 2021, cuando cumplirá 32 años.

Japón ha sido una tierra de oportunidades para Viciedo, que relanzó su carrera cuando llegó con 27 años en 2016.

De hecho, en la actual redondeaba una buena zafra con Chunichi, pues bateaba 267 de average, con 109 hits en 409 veces al bate, entre los cuales destacan sus 17 jonrones, producción total que sirvió para impulsar 82 carreras para el plato.

En medio de la misma llegó a la importante marca de 100 jonrones en la pelota de ese país, el 21 de octubre pasado, con lo cual se convirtió en el “vigésimo segundo jugador latino en alcanzar esta cifra y en el tercer cubano por detrás de Orestes Destrade y Alfredo Despaigne”.

“Fue un buen momento para mí y para el equipo”, afirmó al medio.

Viciedo tiene tiempo para volver recuperado para la siguiente campaña y demostrar que está listo para seguir jugando en Japón, en donde ha sumado buenas marcas, pues ya fue líder de bateo y de hits de la Liga Central en 2018; además de ser escogido para el Equipo Ideal de dicha liga en 2018 y 2019.

También en 2018 se convirtió en el cuarto latino en ganar un título de bateo en la NPB, luego de liderar la Liga Central con un promedio de 348.

Si repite su buen desempeño al bate de estos cinco años pudieran volverlo a contratar, pues ha promediado por temporada 20.2 jonrones, 78.2 impulsadas, con 130 hits y un average final de 296, cifras más que respetables.

Pero todos esos números son una buena historia que deberá reescribir en 2021 para ganarse un contrato. Es un año de definiciones para él.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine