La derrota no es una noticia rara, pero el marcador sí. Este lunes en la noche el equipo Cuba, por momentos pareció ser capaz de lo mejor y también de lo peor en su choque contra República Dominicana durante la segunda ventana clasificatoria a la FIBA AmeriCup. Quizás suenan duras mis palabras, pero nuestra selección fue una vergüenza en Punta Cana, como lo demuestra el marcador final.

El partido arrancó con República Dominicana suelta en el primer cuarto, en el cual superó completamente al elenco cubano. Los antillanos se metieron en cinco faltas muy rápido y Yoel Cubillas se metió en tres faltas apenas en medio cuarto. Quisqueya se llevaría el primer parcial 23-16.

En el segundo cuarto la Isla tuvo un repunte aprovechando impresiones de Dominicana. Unos buenos minutos de Karel Guzmán y Jasiel Rivero lograron pegar a Cuba, pero los fantasmas del primer cuarto volvieron a salir. Impresiones en el pase, posesiones cortas y falta de intensidad en el rebote nos pasaron factura.

Tras el descanso, pareció surtir efecto la charla del entrenador cubano José Pepe Ramírez, pues el elenco cubano metió presión, pulió los defectos anteriormente mencionados y logró pegar el choque a un punto.

El esfuerzo, sin embargo, de nada valió. De un momento a otro República Dominicana completó una racha de 24-3 que le dio una ventaja definitiva. En el final se vino la debacle, con una selección cubana totalmente desconocida que se vio perdida ante los quisqueyanos, que culminaron con victoria de 96 cartones por 60.

Adonis Henríquez fue el principal castigador de la selección cubana con 19 cartones, mientras lo secundaba Luis Montero con 17 unidades y Eloy Vargas con 15 cartones. Es válido destacar también en los locales el doble-doble de Ángel Delgado (14 puntos- 11 rebotes) y la formidable labor de Solano con 10 puntos y 7 asistencias.

En el caso de los cubanos, el mejor sobre la cancha fue Karel Guzmán, quien con 20 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias lideró el buque cubano. Jasiel Rivero aportó 16 unidades, pero estuvo nefasto en la efectividad con un 33 por ciento en tiros de campo.

Quien ve el resultado del juego pensará que fue arrollador. En verdad, Cuba se fue completamente de partido a mediados del tercer cuarto. La poca intensidad en los rebotes ofensivos, el desgaste de jugadores fundamentales, la falta de ideas y las posesiones cortas condenaron a nuestra selección.

“Creo que más demérito de Cuba fue mérito nuestro la victoria. Salimos a manejar los juegos ante un duro equipo como Cuba y nuestros jugadores aportaron en momentos claves” apuntó Melvin López, coach de Dominicana al ser interrogado por nuestra revista.

La Mayor de las Antillas tiene por delante tres duelos en esta AmeriCup. Canadá en par de ocasiones y los ya conocidos dominicanos, serán los rivales a vencer. Cuba está con vida, pero eso sí, una actuación como está no se puede repetir si quieren mantener sus aspiraciones.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.