Muchas expectativas crecen en los seguidores cubanos con el hecho de que las duplas cubanas se llevaran el oro en la segunda parada del circuito Norceca de vóley de playa, celebrado este fin de semana en Varadero.

Leila Martínez y Lidianny Echevarría llegaban como la pareja favorita para imponerse en el torneo. En casa, con un gran apoyo del público y un juego coordinado y potente, se impusieron en una cerrada final al binomio de Emma Glagau y Ruby Sorra de Canadá en 48 minutos de juego y marcador de 2-1 (21-12, 19-21, 15-12).

En la primera parada del circuito Norceca efectuado en Aguascalientes, México, la principal pareja de Cuba en el sector femenino no participó, y esta es su primera victoria de la presente temporada. Las muchachas tienen la mira puesta en el próximo mundial previsto a efectuarse en Roma, Italia, en el mes de junio.

En el sector masculino se titulaban en su primera presentación internacional como pareja los cubanos Miguel Ayón y Yosvani Carrasco, quienes superaron en la final a los estadounidenses Travis Mewhirter y Thimothy Brewster por 2-0 (21-13, 21-17).

En horas de la mañana habían dado la sorpresa al vencer a la principal dupla de Cuba conformada por Noslen Díaz y Jorge Luis Alayo, quienes a su vez se hicieron de la medalla de bronce derrotando a Smith/Boag de EEUU 2-1 (18-21, 21-12, 15-12).

La pareja de Díaz/Alayo igualmente se prepara para el Mundial del próximo mes, tras haber conseguido su cupo hace unas semanas en México.

Aunque el vóley de playa cubano sigue dando muestras de contar con una cantera sólida con jugadores de perspectivas, algunos incluso de futuro inmediato, no todo lo que brilla es oro.

Durante las transmisiones por Tele Rebelde este fin de semana del evento de Norceca, en prácticamente todas las entrevistas que le hicieron a los atletas y entrenadores cubanos, el tema a tratar era el mismo: la necesidad de salir a competir más e insertarse en el circuito mundial.

Es un pedido que, si muchos recordarán, no es nuevo, y debido a la insistencia que mostraron en cámaras, da indicios de que es una necesidad para el futuro de la disciplina en la isla.

Esta disciplina no escapa a la realidad que viven el resto de las especialidades del movimiento deportivo cubano. Hace unos años, Nivaldo Díaz, considerado por muchos medios especializados como uno de los mayores talentos del vóley de playa a nivel mundial, pedía su baja.

De forma más reciente, Luis Enrique Reyes, quien conformaba la principal dupla con Noslen Díaz, le siguió los pasos, y probará suerte en el voleibol de sala. Las causas apuntan al mismo sitio: y son las limitaciones de crecimiento personal y profesional de los voleibolistas playeros en Cuba.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.