Lo que se venía especulando hace varios días por las redes sociales ya es una realidad: el inicialista santiaguero Edilse Silva ha sido suspendido por tres partidos por quejarse en su perfil de Facebook de la comida recibida por su equipo mientras estaban inmersos en la postemporada.

“Miren la comida que nos dieron hoy, un equipo en Play Off”, fue lo que escribió el atleta en el pie de una foto tomada hace semanas atrás con su móvil de una “cajita” que contenía una ración pequeña de arroz amarillo, yuca y pollo.

La Comisión Nacional de Béisbol aún no ha hecho pública la medida tomada, pero el propio atleta lo ha confirmado este sábado en su muro de Facebook.

Lo absurdo del castigo, más allá de la injusticia y la severidad, es que llega en un momento donde sus Avispas orientales saldrán a discutir su pase a las semifinales en un duelo al mejor de cinco partidos contra los Leñadores tuneros.

Silva, a pesar de estar próximo a cumplir 40 años y con 18 temporadas jugadas en el béisbol cubano, sigue siendo un puntal ofensivo para su equipo al punto de ocupar el cuarto turno en la alineación. En esta campaña promedió para 321 Ave con 52 carreras y 7 cuadrangulares para colocarse a sólo uno de llegar a 320 en su carrera.

Según el reglamento de la competencia “se prohíbe emplear correos electrónicos, blogs personales y perfiles en redes sociales, para socializar contenidos que no se avengan a los valores enarbolados por la Revolución Cubana, nuestro pueblo y el Movimiento deportivo cubano” y no está permitido “socializar en el ámbito público la información que sólo concierna al equipo en general y al atleta en particular, la cual se definirá en cada momento de conjunto con la dirección del equipo”.

El santiaguero no violó ninguno de estos dos incisos, por lo que la sanción tomada en su contra no es más que una venganza y un castigo ejemplarizante para que otros peloteros en el futuro se abstengan de hacer comentarios críticos sobre cualquier elemento que afecte la Serie Nacional, política que solo ayuda al arte de la chapucería y de lo mal hecho, y le deja el camino libre a los errores y a las injusticias.

A pesar de todo, cuando Silva vio las reacciones que tuvo su publicación con la “cajita” en las redes sociales, la eliminó y pidió disculpas a sus seguidores, pero esto no fue suficiente para calmar la soberbia de unos directivos que no aceptan las críticas constructivas y que están acostumbrados a través de los años a tirar la basura debajo de la alfombra.

En Cuba los atletas no cuentan con un Sindicato de peloteros que los defienda ante estas situaciones, por lo que seguirán a merced de las decisiones de unos cuantos, desnudos e impotentes ante los problemas que se encuentren en el camino de su vida deportiva.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.