El esgrimista cubano que actualmente compite por Canadá, Luis Patterson, confesó en exclusiva detalles de su trayectoria deportiva y los pesares con los que lidió durante su paso por el deporte cubano.

Patterson reveló al colaborador Andy José Rivera que, en una ocasión, él y sus compañeros se vieron en la necesidad de costearse su propio viaje para poder partcipar en una competencia internacional.

“La esgrima no es un deporte mediático en Cuba como el boxeo, béisbol, lucha, etc. Por ello, no recibíamos apoyo de los federativos. Tomamos la decisión en equipo de costearnos el viaje y gastos para poder competir y conseguir puntos para el ranking. Apostamos a nosotros, y ganamos”, dijo el esgrimista.

Una vez  arribaron a Panamá, “algunos cubanos nos criticaban por nuestras llegadas tardes a competencias. Desconocían que era lo mejor y más rápido que podíamos hacerlo, pues estábamos por nuestra cuenta”.

Patterson recordó que en aque momento no recibieron ayuda de nadie, hasta tanto dos atletas no se colgaron dos medallas al cuello, una de plata y otra de bronce, en el individual. “Fue entonces cuando personas extranjeras nos ofrecieron hospedajes en hoteles y demás. Todo fue luchado y a la suerte”, confesó el otrora esgrimista del equipo nacional y campeón panamericano.

Poco o ningún interés de las autoridades

“Los problemas empezaron cuando le pregunté al presidente de la Federación si recibiría algún módulo o ropa, como lo llamamos, en caso de alcanzar una medalla”.

Sus palabras fueron “usted está más cerca de la Luna que de alcanzar una medalla en esta competencia” y le dije “está bien”. Él me respondió “te voy a dar el chance de ir, pero si no coges una medalla, vas de cabeza para Holguín”. Y por ahí empezó todo.

“Tras no tener apoyo por mi propio presidente de la Federación, pedí un transporte para la ida hacia el aeropuerto. La respuesta fue que no había para atletas que viajen solos, pues no se puede gastar combustible”.

Tuve que buscar una solución. Hablé con el camionero de la comida y le pedí de favor si podía a las 5:00 am llevarme hasta el aeropuerto, y me dijo “sin problemas”.

“Increíblemente gané la medalla de oro en El Salvador. Las alarmas se activaron al no tener una ropa para subir al podio. Me preguntan cómo llegué, pero de tanta alegría y cansancio decidí dejarlo pasar. Sabía que una vez en Cuba, muchas personas bajarían la cabeza por todo lo sucedido”.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.