El año comenzó con excelentes momentos y noticias para la nueva sensación del boxeo cubano profesional, el joven David Morell, quien recibió un espectacular regalo de una leyenda de la pelota cubana y una noticia que eleva aún más su pedigrí en su división a nivel mundial.

El joven peleador fue elevado a campeón mundial ‘regular’ de peso supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y recibió la orden de enfrentarse a John Ryder, según el presidente de la AMB, Gilberto Mendoza.

Recordemos que Morell, de 23 años, quien ahora reside en Minneapolis, ganó el título interino el 8 de agosto de 2020 con una decisión unánime en 12 asaltos sobre el previamente invicto Lennox Allen.

En aquella ocasión lo logró en apenas su tercera pelea como profesional, algo increíble pues solo había sido hecho antes apenas por dos pugilistas, el conocido Vasyl Lomachenko y también Saensak Muangsurin.

David Morell tiene ya cuatro victorias sin derrotas con tres nocauts y es calificado como la gran sensación del boxeo cubano y, de acuerdo con Boxing Scene, con el nuevo estatus de campeón regular, los representantes de Morell, Warriors Boxing Promotions, tienen 30 días para hacer un trato con el exretador al título mundial John Ryder y sus representantes de Matchroom Boxing.

Recomendamos leer

Luis Ortiz: pelea sin descanso contra enfermedad sin cura de su hija

“No puedo creer esto que está sucediendo. El hecho de ser elevado a campeón regular me motiva para seguir adelante y conquistar más victorias. Tengo un importante reto y pienso defender mi corona a toda costa”, dijo a El Nuevo Herald.

“La primera vez que vi a David Morell Jr., vi a un Vasilliy Lomachenko mejor y más grande con poder en ambas manos”, afirmó el director de operaciones de Warriors Boxing Promotions, Luis DeCubas.

Según Boxing Scene, el fallo “también solidificó aún más el estatus de Morell como uno de los mejores pesos supermedianos del mundo, y luego de su asignación obligatoria, estaría en línea para enfrentar a cualquiera de los mejores peleadores de 168 libras, como el ganador entre Caleb Plant y Caleb Truax fight, Canelo Álvarez y David Benavidez.

David Morell se mostró a gran nivel durante su etapa amateur, al ganar 130 peleas y solo perder 2. Su palmarés en la isla fue impresionante desde que en 2016 se convirtiera en campeón mundial juvenil, y después, en 2017 ganó el campeonato nacional de peso semicompleto, cuenta un reporte de ESPN.

Desde ese momento, era citado como una de las revelaciones de la isla, e incluso, el diario Vanguardia lo citaba como el máximo exponente de los 81 kilos en el país en 2018, tras el ascenso de Julio César La Cruz a los 91. Por más señas, tenía como entrenador a Juan Hernández Sierra, con cuatro medallas de oro en mundiales en su forja.

Pero decidió salir de Cuba camino al profesionalismo y debió esperar un año en México antes de llegar a Estados Unidos, hasta que debutó en agosto de 2019 con un nocaut sobre Yendris Rodríguez en un episodio, mientras en noviembre doblegó a Quinton Rankin en dos rounds.

Hermoso regalo de una leyenda de la pelota cubana

También en días recientes, una leyenda cubana de MLB y el notable boxeador que comenzó a escribir su carrera destacada en el profesionalismo protagonizaron un emotivo encuentro de generaciones lejanas, pero igual de gloriosas.

En este choque de épocas, David Morell se encontró, nada más y nada menos, que con el legendario Tony Oliva, quien tuvo un gesto hermoso con el pugilista en ascenso que este no olvidará nunca.

“Con la leyenda del béisbol, Tony Oliva. Gracias por el regalo. Es más que un honor poder tener su número en mi espalda. La verdad, supercontento con ese regalo, superagradecido, en serio. Con el rey de la MLB y campeón de bateo tres veces, y números por los cielos. Muchísimas gracias, campeón”, escribió el guerrero.

La persona que le regaló su camiseta es uno de los mejores toleteros antillanos de los que han pasado por MLB, el mítico Tony Oliva, quien se mostró muy contento, como se pudo ver en las fotografías de ambos en la cuenta de Facebook de Morell.

Hablamos de uno de los bateadores más consistentes entre 1964 y 1971 en las Grandes Ligas. Con los Mellizos de Minnesota ganó en tres ocasiones el título de bateo y en cinco oportunidades ganó el premio como líder en jits conectados. En 1964 fue reconocido como el Novato del Año. Finalizó su carrera de 15 años en las Mayores con promedio de 304, 220 cuadrangulares y 947 carreras impulsadas. Ganó un Guante de Oro y participó en seis Juegos de las Estrellas.

Sin dudas, un mes espectacular para un boxeador que apenas comienza su andar en el pugilismo profesional y ya se muestra con un enorme futuro y mejor presente.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.