El desencuentro entre Lázaro Bruzón y la Federación Cubana de Ajedrez (FCA) vive un nuevo capítulo, al menos desde el lado de las autoridades de este deporte en la Isla.

El conocido ajedrecista es uno de los sorteados en el cuadro principal del Campeonato Iberoamericano Online de Ajedrez, y la FCA considera “oportuno aclarar” que el Gran Maestro no competirá bajo su amparo.

Pero el asunto no queda solo ahí, pues por lo publicado por el sitio digital Jit, la FCA se encuentra en trámites para desvincularse completamente de Bruzón, radicado en Estados Unidos, y quien no compite por la Isla desde hace casi dos años ya.

“Aun cuando razones de filiación todavía hacen imposible evitar que sea reportado como miembro de esta, la FCA considera oportuno aclarar que Bruzón dio la espalda a la misma a partir de posiciones oportunamente explicadas en su momento”, dice la información.

El Iberoamericano se jugará desde el 25 de mayo hasta el 5 de julio.  En una primera previa competirán 88 ajedrecistas que buscarán incluirse en la ronda de 64 y Bruzón, Yusnel Bacallao y Carlos Daniel Albornoz tienen un cupo asegurado en el cuadro principal.

Pero la Federación comunicó que Bruzón, quien todavía está registrado como miembro de esta en el ranking de la FIDE, no participa en su representación, y con sus declaraciones pretende desligarse por completo de quien fuera un alabado atleta cubano hasta el culebrón vivido en 2018.

“La FCA comunicó a los organizadores la nómina oficialmente avalada por nosotros, donde no se encontraba Bruzón, de cuya intención de participar nunca conocimos”, dijo a Jit Carlos Rivero, presidente de la misma, quien explicó que Bruzón recibió la aprobación de los organizadores, “incluso después del cierre de la inscripción”.  

Lo que ocurre ahora es un nuevo capítulo de una ruptura sonada en 2018, con palabras cruzadas de un lado y de otro, y que llevó a una fuerte respuesta de Bruzón. En agosto de ese año, el ajedrecista explicó, desde los Estados Unidos, que una enfermedad le imposibilitaría representar a Cuba en la Olimpiada Mundial de Batumi 2018, en Georgia. Por tal motivo, la Comisión informó que Bruzón no integraría el equipo nacional a esa competición.

Bruzón publicó entonces un post en Facebook donde reprochaba el “malestar y odio” que se desprendían de la nota oficial de la Comisión, publicada originalmente por el portal deportivo oficial Jit, y donde reafirmó sus problemas de salud.

En su post, explicó que salió de Cuba en julio de 2018 y que dejó una carta en la que explicaba “claramente” sus intenciones, convencido de que deseaba proseguir representando a Cuba en la arena internacional y en la Olimpiada de Batumi de este año.

Pero la inclusión de Bruzón y el Gran Maestro Yuniesky Quesada —de Villa Clara— en la nómina del equipo de la Universidad de Webster para la temporada 2018-2019, al parecer provocó el desenlace final del culebrón.

Bruzón dialogó con Play Off Magazine sobre todo lo acontecido entonces, y criticó el tratamiento que se da a los atletas de la Isla cuando deciden seguir su propio camino.

“Digamos que existen leyes y reglamentos en el deporte [cubano] donde una vez que no estás residiendo dentro de Cuba pasas a ser un enemigo y yo no estoy de acuerdo con eso. Ya hablé de la gran diferencia entre un deportista y los artistas respecto a esto”, dijo en aquel momento.

Interrogado sobre si volvería a jugar por Cuba, fue categórico en su respuesta.

“Si hablamos de representar a la Federación Cubana de Ajedrez, jugar oficialmente bajo bandera cubana, es algo que no depende de mí. Otro punto en el que estoy en desacuerdo, pero son las leyes. Ahora, dondequiera que yo juegue ajedrez estaré representando al pueblo cubano y al ajedrez cubano. Eso nada ni nadie puede impedirlo y así lo siento yo”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine