Como un guiño a los tiempos de gloria, la Federación Cubana tendrá, nuevamente en sus filas, a un ajedrecista por encima de la barrera de los 2600 puntos de ELO: Carlos Daniel Albornoz.

Cuando se concrete la actualización de septiembre del ranking de la FIDE, el Gran Maestro debe aparecer como un flamante trebejista por encima de esa marca, que no hace mucho tiempo atrás era un club bastante exclusivo, y que todavía sigue siendo un buen indicativo de fuerza.

“Campeón del Open de Mirandela y superada la barrera de los 2600. No puedo dejar pasar la oportunidad para agradecer a cada uno de mis entrenadores, amigos y personas que han sido parte de mi formación desde el comienzo, así como mi familia y esposa por ser pilares fundamentales en todo este proceso. El camino recién empieza, pero con Dios todo es posible. ¡TODA LA GLORIA SEA PARA Él! Gracias a todos por el apoyo”, escribió en sus redes sociales al ajedrecista.

Carlos ganó recientemente el Abierto de Mirandela con una demostración de contundencia en toda regla, pocas semanas después de su buena incursión en la Olimpiada Mundial de Ajedrez.

Albornoz fue una máquina casi perfecta en un torneo que dominó con un punto de ventaja sobre el segundo lugar y sin la sombra de derrotas en sus nueve presentaciones.

El antillano computó ocho puntos de nueve posibles, gracias a siete victorias y apenas dos empates, una unidad por delante de tres jugadores más. Debido a esta presentación, sumó unos 16.8 puntos de ELO, con un performance de 2757.

El Gran Maestro aparecía con 2578 puntos después del primero de agosto y si sumamos su desempeño en la Olimpiada (6.5 de 10, con balance  de +5=3-2 y ganancia de 10.3 unidades), con lo ocurrido en Mirandela, entonces, entraría al listado de septiembre con más de 2600.

Albornoz será el noveno jugador cubano -sea bajo bandera de la isla o por otros países-, que logra semejante coeficiente.

Como indica Mi Columna Deportiva y nos confirma el colega Osmani Pedraza -Árbitro Internacional y Entrenador FIDE- el primero fue Leinier Domínguez en abril del 2002, a quien siguió Lázaro Bruzón en octubre del mismo año. Posteriormente, en octubre de 2008, lo logró Julio Becerra (por Estados Unidos) y en julio del 2009 fue el turno de Fidel Corrales.

A estos, les siguieron Yuniesky Quesada en julio de 2010; Neuris Delgado en octubre del mismo año (ya no representaba a la isla); Isan Ortiz en diciembre de 2012 y Yusnel Bacallao en enero de 2018.

No obstante, como añade Pedraza, pudiéramos igualmente contar a José Raúl Capablanca, pues el creador del ELO – Arpad Elo-, calculó el de cientos de jugadores de todas las épocas antes de que su sistema fuese creado, y el genio antillano superó esa cota.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.