La ausencia de su brazo izquierdo no detiene a Hansel Enmanuel Donato, un joven dominicano que juega en Florida, gana concursos de mates y sueña con llegar al mejor baloncesto del mundo, la NBA.

Las redes se han quedado asombradas con las demostraciones del nativo de Santo Domingo, quien tiene apenas 17 años y compite por el instituto Life Christian Academy de Florida, con la mira puesta en la NBA.

“Mi padre me inspiró. Siempre me llevaba a sus torneos. Yo jugaba al baloncesto desde los cinco años. Mis ídolos son Kevin Durant y LeBron James”, cuenta el espigado chico que mide 1.96 y muestra un dominio espectacular del balón.

La tragedia que cambió su vida ocurrió cuando tenía seis años, cuando jugaba con sus amigos a un juego tradicional en Santo Domingo y una pared de cemento le cayó encima, tras lo cual los médicos tuvieron que amputarle el brazo por encima del codo.

“Su padre, Hansel Salvador, jugaba al baloncesto en un equipo profesional. El grave accidente y la amputación del brazo no evitaron que Enmanuel siguiera sus pasos, y con un asombroso éxito a pesar de su limitación física. Durante su primer año en el instituto ha promediado 26 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias y el pasado fin de semana ganó un concurso de mates en City Palms, en Florida”, explica El País.

“Temía que pudieran golpearle, que pudiera salir malparado y más cuando empezó a destacar y a jugar con jugadores de más edad y más hechos físicamente”, cuenta su padre, que no quería en un principio que siguiera jugando al baloncesto.

Pero sus habilidades y su esfuerzo lo hicieron destacar por encima de su dificultad y atrajeron la mirada de Moises Michael Cruz, entrenador de la Life Christan Academy, en Florida. El chico emigró a Estados Unidos en 2020 y ha causado sensación.

De acuerdo con el diario, Enmanuel “es un jugador explosivo, con una gran capacidad de salto, habilidoso y con buen manejo del balón. La fuerza de voluntad, la evolución como jugador y la capacidad para superar sus problemas con el inglés cambiaron la opinión y las reticencias iniciales de su padre”.

“No me pongo límites, y cualquier cosa que digas que no puedo hacer… lo haré tres veces mejor. Yo quiero que la gente me vea como un gran jugador, talentoso como muchos. No por mi discapacidad”, dice Enmanuel. La NBA es su sueño.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.