En un emocionante segundo juego de la final de la pelota cubana, Granma dio un importante paso al llevarse la victoria con marcador cerrado de seis carreras por cinco, con una destacada ofensiva de Raico Santos y un relevo decisivo de Carlos Santana, ante un Matanzas que peleó hasta el final.

En un reñido juego digno de una final, Cocodrilos y Alazanes protagonizaron un juego de cachumbambé cuyo inicio hizo pensar que se iría de un solo lado, pues el conjunto oriental empezó impetuoso y le fabricó tres anotaciones en los dos primeros innings al abridor Noelvis Entenza, traídas por Guillermo Avilés (1) y Roel Santos (2).

Pero el matancero se recuperó y pudo caminar el desafío, mientras del otro lado Leandro Martínez se mostraba intratable hasta la quinta entrada, cuando Matanzas se reveló con un jonrón de Ariel Sánchez con dos en bases, que sirvió para traer a la goma a Yariel Duque y Yadir Drake.

No pudieron caminar ambos abridores más allá del quinto episodio, y dejaron el choque en manos de los relevistas, en un sexto inning donde los dos conjuntos fabricaron dos anotaciones, para que el desafío entrara igualado en el último tercio a cinco anotaciones. En ese capítulo, Drake por Matanzas y Raico Santos por Granma, trajeron dos cada uno para el plato.

Las dos últimas entradas fueron un carrusel de emociones, pues Granma se fue delante en el octavo con un jonrón de Raico Santos que ponía a Matanzas contra la pared, pero los Cocodrilos no planeaban rendirse.

En la entrada conclusiva, los campeones defensores pusieron hombres en primera y tercera y sin outs, ante el relevista Santana, en una situación que se antojaba muy complicada.

Pero cuando parecía que llegaba el empate, un doble play salvador permitió sacar dos outs de un tajo, mientras el corredor de tercera se mantenía quieto en la almohadilla ante la incredulidad de sus compañeros, pues su salida hacia el home hubiera evitado la doble matanza.

El propio mánager criticó la actitud del corredor de tercera, que no salió para el plato con la conexión, lo cual, afirma, costó el juego de pelota.

Después llegó el ponche salvador en estas situaciones, para que los Alazanes se llevaran la segunda sonrisa de la gran final que los coloca dos por cero delante, en busca del campeón de la pelota cubana.

Granma se encuentra en inmejorable posición, pues Matanzas tiene que empezar a ganar ya para revertir la situación, aunque los Cocodrilos han demostrado que saben pelear sus choques hasta el final.

Fue un enfrentamiento de 11 hits para los vencedores con nueve para los derrotados, en el cual el bullpen fue fundamental y Raico Santos se vistió de héroe con tres impulsadas y un bambinazo trascendental.

Del lado matancero, habría que ver si Armando Ferrer aplica algunas variantes, sobre todo por el mal momento de Erisbel Arruebarrena, quien no para de sumar ponches a sus estadísticas.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.