El organismo rector del deporte cubano, el Inder, dejó claro cuál será el destino de los estadios cubanos de pelota, tras el revuelo que generó la noticia de que el béisbol cubano experimentará con la transformación de algunas instalaciones en cooperativas o pequeñas y medianas empresas, formas de gestión económicas que pretenden hacer sustentable el principal campeonato nacional.

Mucho se había especulado con una posible privatización de las sedes del pasatiempo nacional, aunque tal palabra no se había mencionado nunca como parte de las palabras que llegaban desde el Inder y también desde las autoridades beisboleras, que repetían el mantra oficial del deporte como derecho del pueblo.

Semanas atrás, el colega Félix Anazco Ramos dio a conocer que Juan Reinaldo Pérez, Comisionado Nacional de Béisbol, dijo en Camagüey que se vienen cambios que pudieran cambiar la dinámica de cómo se manejan los centros deportivos hasta el momento.

En aquel momento, se habló de que “algunas instalaciones y academias van a pasar a nuevas formas de gestión económica (cooperativas no agropecuarias, TCP o MIPYMES)”, y en el caso de estas últimas, constituyen la gran novedad de los cambios económicos demorados, con los cuales el gobierno pretende reanimar una economía deprimida.

Recientemente, en un video de Escambray que toma fragmentos de Evyan Guerra, el vicepresidente primero del Inder, Raúl Fornés Valenciano, despejó dudas con respecto al tema.

Según este directivo, se van a convertir los estadios empresas estatales socialistas, algo que destierra la idea de entregar en manos privadas las instalaciones, una de las teorías que circularon en un primer momento.

“A partir del objeto social que estas tendrían, como la posibilidad de arrendar espacios que se conoce que hay en los estadios, entonces darles participación a las otras formas de gestión, como por ejemplo las Mypimes”.

De acuerdo con Fornés, “estas formas de gestión pueden arrendar espacios y tributar servicios a la población, para que estas garanticen un mejor servicio y espectáculo”.

En un béisbol cubano esencialmente estatal, que ha rechazado por años ideas como el empleo de la publicidad y otros posibles modelos de negocios para hacerlo sustentable desde el punto de vista económico, pareciera que se producirá un cambio importante en la administración, aunque se deja claro que la empresa estatal seguirá al mando.

“No tiene nada que ver convertir en empresa la instalación deportiva con lo que en ella va a suceder”, aclara Fornés.

Según Juan Reinaldo Pérez, el estadio Latinoamericano -el más importante del país- será el primero en experimentar este cambio en el futuro cercano, pues “el objetivo de este paso es que tengan su autonomía financiera y sean autosostenibles”.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.