Este 2021 fue un año de grandes logros para Ismael “El Cubanazo” Romero. Su presencia en la selección nacional de Puerto Rico y el reencuentro con sus compatriotas cubanos en la primera ventana clasificatoria de la FIBA marcaron una semana trascendental en su carrera.

Tan importante como sus logros profesionales fue la de mejorar las condiciones de vida de su madre. “El Cubanazo” terminó de construir la casa de su progenitora. “Este 2021 logré hacerle la casa nueva al 100% a mi madre. Ese sueño que tenía de niño lo logré”, explicó en su perfil de Twitter.

En declaraciones anteriores, el otrora pívot de los equipos Cuba comentó sobre la importancia de la familia en su vida. Precisamente, uno de los principales problemas con los que tuvo que lidiar en el exilio fue con la nostalgia. La añoranza de no estar presente en los primeros años de vida de su hija, Dania Daniela.

El regreso a Cuba

“El Cubanazo” fue víctima de la política cubana respecto a los atletas que abandonan delegaciones oficiales en el extranjero. La misma habla sobre la imposibilidad de entrar al país durante ocho años. Ese precio decidió pagar Romero el 19 de junio de 2012, cuando escapó del hotel Verdanza en Isla Verde, Puerto Rico, donde se encontraba la escuadra antillana.

Ocho años después, con una vida organizada en Estados Unidos y a punto de recibir la nacionalidad americana, el basquetbolista solo pensaba en reencontrarse con sus seres queridos. “Fue un momento muy difícil en mi vida por separarme un ser tan querido (…) Lo primero que haré ese día es comprar un boleto de avión y regresar a Cuba”, explicaba hace poco más de un año.

Una nueva oportunidad

En tanto, la vida premió al fornido jugador y le devolvió la oportunidad de participar en un torneo de selecciones. En esta ocasión con la chamarreta de Puerto Rico. (…) Este uniforme de Puerto Rico prometo representarlo con respeto, orgullo y agradecimiento”, decía en su cuenta de Twitter el popular jugador.   

Por si fuera poco, Ismael alineó como regular en el partido de Cuba y Puerto Rico, liderando a los boricuas a una rotunda victoria, con 18 puntos, ocho rebotes, tres robos y un bloque. Al concluir el desafío, Romero dijo: “Toda mi vida seré cubano, eso nunca cambiará. Lo llevo en la sangre”. Frase que llenó de orgullo a sus seguidores de Cuba en redes sociales.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.