Después de una jornada atípica, con poca producción de los cubanos, las aguas volvieron a tomar su nivel y la armada retomó el protagonismo que usualmente tiene en las Grandes Ligas. Los bates sonaron con mucha fuerza, pues Yordan Álvarez y Yoan Moncada lideraron el barco rojo y azul con sendos jonrones mientras, desde el montículo, Raisel Iglesias y Yoan López hicieron su trabajo sin dar espacio a la duda.

De jonroneros y ponchadores

En la victoria 6-2 de los Astros Houston (seis triunfos y una derrota) frente a los Atléticos de Oakland (1-7) hubo tres cuadrangulares, y uno de ellos fue el del tunero Yordan Álvarez, quien conectó su segundo estacazo de vuelta completa de la campaña, con lo cual iguala con José Dariel Abreu como máximos jonroneros de los cubanos en MLB este 2021. El bambinazo fue sin corredores en circulación y sirvió para poner la tercera carrera en el marcador.

Álvarez bateó en el choque dos indiscutibles en cuatro turnos, con par de carreras anotadas y una impulsada y su average ascendió a .333, pues tiene 10 imparables en 30 oportunidades, líder en su equipo. También tiene ocho siderales remolcados, segundo entre sus compañeros, y además también marcha a la cabeza de los biangulares disparados.

Por otra parte, en lo que va de este inicio de campaña solo dejó de conectar indiscutible en un partido, el pasado 4 de abril frente a los Atléticos. En dos de los siete partidos conectó multihits, y en tres ocasiones remolcó más de una carrera. Mientras que los jonrones fueron uno per cápita ante lanzadores zurdos y derechos: así como uno de día, el primero, y el segundo, de noche.

Otro que hizo swing de jonrón en la noche del 8 de febrero fue el cienfueguero Yoan Moncada, quien regresó a la titularidad como cuarto bate y antesalista en la victoria de los Chicago White Sox (4-4) con marcador de 6×0 frente a los Reales de Kansas City (3-3), y lo hizo con su primer bambinazo de la campaña.

El cubano abrió rápido la cuenta para su equipo, cuando en la parte baja de la primera entrada despachó cuadrangular por la banda contraria al lanzador Brad Keller con su compatriota, José Dariel Abreu, en circulación. Eso fue todo lo que pudo hacer en cuatro turnos oficiales al bate, por lo que su promedio ofensivo quedó en .192.

En el juego de Moncada quedaron varias cosas por destacar, lo primero es aclarar que el inicio de contienda quedará para el olvido. El criollo solo acumula cinco imparables en 26 turnos y este apenas fue el tercer juego en el cual tuvo una acción positiva a la ofensiva. Además, fue el primer partido en que consigue no poncharse, con lo cual rompe una racha de seis duelos en línea tomando al menos un “cafecito”, incluso, con uno en que acumuló cinco. Al fin apareció su primer jonrón y el segundo extrabase, ¿esto será buen síntoma? no se sabe, pero esperemos que se recupere y rinda a la altura de su nivel.

En un choque cerrado, en el sótano del inning 11, cuando los Angelinos ganaban 7-5 frente a los Blue Jays, para cerrar el choque vino el lanzador cubano Raisel Iglesias. El oriundo de la Isla de la Juventud trabajó una entrada completa y ponchó a tres, incluido Lourdes Gurriel Jr., su compatriota, -quien fue el último out del juego-, y de esa forma consiguió su segundo salvamento con una victoria y un revés en la campaña, y en la cual acumula promedio de carreras limpias de 7.20.

Durante este inicio de temporada ha sufrido bastante desde la lomita para obtener resultados positivos, pues en cinco entradas lanzadas le han anotado cuatro carreras limpias, con cinco inatrapables, incluidos dos jonrones. La nota sobresaliente son los 10 ponches, para promedio de dos por entradas. Con los tres ponches propinados en el juego llegó a 486 y solo le restan 14 para llegar a 500: esto solo en 415.2 tercios de capítulos lanzados, para un excelente paso sin dudas.

En la derrota de los Arizona D-Backs (2-5) con pizarra de 7-3 frente a los Rockies de Colorado estuvo involucrado otro cubano con una excelente actuación. En la parte baja del octavo capítulo, Yoan López retiró a dos de sus rivales por la vía del ponche, mientras que el segundo de la entrada fue retirado en roletazo por la inicial.

En tres salidas como cerrador, López no conoce la victoria. Además, con los dos ponches recetados llegó a seis en la actual temporada y a 73 en sus cuatro años de carrera y ahora se ubica a solo 27 chocolates de llegar a la marca de 100. Su promedio de carreras limpias se mantuvo intacto, así como los indicadores de victoria y derrotas.

El resto de los cubanos

La víspera no fue la mejor jornada para José Dariel Abreu, pues en cuatro turnos al bate solo pudo conectar un inatrapable en la primera entrada, y minutos después logró pisar el plato remolcado por el cuadrangular de Moncada. “Pito”, que llegó recientemente a la marca de 200 cuadrangulares, lo hizo con un Grand Slam, -de hecho, se convirtió en el primer cubano en dar dos bambinazos en esta temporada-, posee línea ofensiva de .258/.289/.424 AVE/OBP/SLG. Como si fuera poco, lidera las carreras impulsadas en su franquicia.

Otro que vio acción en ese choque fue Luis Robert, quien alineó como segundo bate y jardinero central. Robert falló en tres ocasiones, en una de ellas se ponchó, aunque logró aportar al equipo, pues impulsó una carrea con fly de sacrifico y ahora su promedio a la ofensiva descendió hasta los .258.

Para cerrar los integrantes de “Cuban Sox” se suma Yasmani Grandal. El receptor de las Medias Blancas tampoco pudo producir en la última fecha, pues se ponchó en dos turnos oficiales, aunque recibió dos boletos y logró anotar en una ocasión. El promedió de Grandal quedó en .211, pero su disciplina en el plato y sus habilidades en la receptoría lo hacen mantener un puesto como titular.

Por los Reales de Kansas City también hubo representación cubana. Jorge Soler inició como quinto madero y bateador designado. El slugger bateó un hit en cuatro oportunidades. Además, se tomó un ponche y dejó su average en .158. Sin dudas no está siendo el mejor inicio para el hombre que inauguró la casilla de los jonrones entre los cubanos. La temporada todavía es muy joven, tiene tiempo de mejorar y volver a impresionar en el mejor béisbol del mundo.

José “Candelita” Iglesias sí tuvo una excelente noche. El torpedero de los Angelinos de los Ángeles y Anaheim conectó dos imparables en cuatro turnos, incluido un doble al jardín izquierdo válido para impulsar la segunda carrera y luego, él mismo, unos minutos después, anotó la del empate. Iglesias, además, anotó la séptima y última carrera de los celestiales. Con la actuación en ese choque elevó su promedio hasta .259 y continuará en busca de arribar a los 900 indiscutibles.

También en la derrota de los Blue Jays se desempeñó el menor de los Gurriel, Lourdes Jr., quien en cinco turnos ligó un solo indiscutible y se tomó par de chocolates. De esta forma “Yunito” extiende su mala racha y ahora su promedió descendió estrepitosamente hasta .200.

El bateador más consistente de los primeros juegos por los cubanos ha sido Yulieski Gurriel, el hombre que a diario recibe muchas críticas, pues su edad y rendimiento de la pasada campaña, causan incertidumbre a más de uno. En este juego no pudo conectar hit en cuatro turnos al bate, y aun así, ostenta un buen average de 346.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.