En una jornada que dejó como la gran noticia la victoria de Roniel Iglesias en los 69 kilogramos, que brindó la primera de oro al boxeo cubano en los Juegos Olímpicos de Tokio, también se vivieron noticias de “cal y de arena” para la escuadra de la isla.

Mientras Julio César La Cruz avanzaba a la final de su división y Andy Cruz a semifinales en la suya, los antillanos sufrían dos tropiezos, uno de los cuales, no obstante, terminó con una presea de bronce.

La primera sorpresa del cartel boxístico llegó tras la eliminación de Yosbani Veitía a manos del también británico Galal Yafai en los cuartos de final de los 52kg. Veitía cedió en el primer asalto de la pelea tras quedar por debajo de su rival. Del jurado, solo uno apreció que el cubano ganó, el resto le dio la puntuación al rival europeo.

Para el segundo round, el cubano retomó la iniciativa y comenzó a golpear más la anatomía de su oponente. Constantemente lo buscó para meterse de lleno en la pelea. Tras sonar la campana, los referees apreciaron la victoria para él por estrecho margen de 3-2.

Algo más recuperado, pero igual de inefectivo desde la corta distancia, Veitía ofreció poca resistencia ante los embates de su oponente y de nuevo perdió en el tercer asalto. Esta vez, el de Gran Bretaña contó con el voto de unánime de los árbitros y de esta forma se llevó la victoria 4-1

Lázaro Álvarez salió en busca de su pase a la final ante el representante del Comité Olímpico Ruso, Albert Batyrgaziev, en la división de los 57 kg. Sin embargo, en la “Arena Kokugikan”, el cubano se vio limitado frente al ruso, al no poder desplegar su boxeo acostumbrado.  

A pesar de que “El príncipe” le puso su nombre al primer asalto y ganó 4-1, en lo sucesivo Batyrgaziev llevó la iniciativa del combate todo el tiempo y permitió pocas libertades al caribeño. El segundo asalto se decantó totalmente por el ruso, salvo el quinto juez, que vió ganar a Lazarito.

Para el tercer y último round poco pudo hacer Lázaro Álvarez quien, a pesar de llevárselo 3-2, terminó cediendo con marcador dividido al final del combate y quedó con la medalla de bronce en estos juegos.

Mientras, Andy Cruz y Julio César la Cruz avanzaron a la semifinal y a la final de sus divisiones respectivamente. Por los 63kg, Cruz dispuso del brasileño Wanderson de Oliveira por veredicto de 4-1. El primer asalto de la pelea dejó ciertas dudas respecto al cubano, aunque superó al rival cerradamente por, 3-2.

Luego demostró su superioridad entre las cuerdas y sometió al sudamericano constantemente. Combinaciones rápidas y un excelente movimiento de piernas, permitieron que Andy arrollara al brasileño y, entre el segundo y tercer asaltos, solo un encargado de impartir justicia lo vio perder, pues el resto le dio la pelea y el pase a las medallas.

Con una demostración al más puro estilo de boxeo de Julio César la Cruz, “La Sombra” rivalizó con Abner Teixeira, de Brasil, durante la semifinal de los 91 kg.

Julio César no dejó lugar a dudas y, salvo errores mínimos, mayoreó a su contrario. Con veredictos finales a su favor de 28-29/27-30/27-30/27-30/ y en contra de 30-27, el camagüeyano se ganó el derecho de volver a discutir una final olímpica y la posibilidad de obtener, nuevamente, el preciado metal áureo.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube 

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine