La posición del líbero es quizás, en cierta manera, poco trascendental en el voleibol. El jugador de la casaca diferente, a pesar de estar casi todo el encuentro en la cancha, no siempre se lleva el mérito que merece.

Cuba, durante este siglo XXI, tuvo un hombre que acompañó a la generación dorada y junto con ella fue un ganador nato, incluso hasta un MVP logró llevarse en un torneo por encima de establecidas figuras y estrellas. Su nombre, Keibel Gutiérrez, el ganador anónimo.

Natural de Caibarién en la central provincia de Villa Clara, Keibel Gutiérrez fue de aquellos niños que sufría de “poca altura” para la práctica del voleibol. Sus escasos 1.78 metros de altura no le garantizaban en el deporte de la malla alta el camino al éxito o al menos eso pesaban quienes se empeñaban en decirle que no continuara en este.

Su amor por el deporte le llevó por varias disciplinas. Como gran parte de los niños cubanos practicó béisbol, a lo que sumó su paso por el boxeo, el tenis de mesa, pero finalmente aterrizó en el área deportiva por la cual sus ojos desviaban la atención, el voleibol.

Los que saben un poquito más sobre el deporte de la malla alta y los entendidos en el tema conocen que los líberos no se forman facilmente. Generalmente, dicha posición la pasan a ocupar auxiliares que se quedaron pequeños o pasadores que presentan condiciones similares.

En el caso de Keibel Gutiérrez, pasó por ambas (auxiliar y pasador), pero al ceder mucho margen de altura se concentró en sus mejores cualidades, el recibo y la defensa. Según contó el exatleta en una entrevista al periódico Vanguardia, su incursión en un campeonato nacional le valió para ser llevado por el profesor Roberto García a la Escuela Nacional, donde allí comenzaría a escribir su historia.

Keibel Gutiérrez jugador de voleibol cubano
Keibel Gutiérrez.

Llegó al equipo nacional muy jovencito y con tan solo veinte años se colgó en su pecho la primera de muchas medallas que ganaría durante su carrera: el bronce panamericano de Río 2007 fue la punta de lanza para la trayectoria del villaclareño.

La responsabilidad de custodiar la cancha con la camiseta de color distinto era asumida por un jovencito que, quizás nunca llegó a ser el mejor del mundo, pero sí un referente a nivel mundial.

Keibel Gutiérrez no era de los más espectaculares líberos que había, pero gozaba de uno reflejos privilegiados que le hacían pocas veces verse sorprendido por los contrarios, aunque también dejó destellos de esos saltos espectaculares en busca de evitar que la Mikasa tocara suelo. Recuerdo particularmente una ocasión en la Ciudad Deportiva, cuando un remate contra bloqueo parecía que caí en una desierta zona 6 y Keibel se lanzó y torciendo su cuerpo en el aire, evitó que el tanto ruso se concretara.

“Te puedo decir que siempre fue un atleta comprometido con los resultados del equipo, con la actitud de ayudar al resto del colectivo, pues es un jugador muy inteligente y conocía las dificultades de sus compañeros. Recuerdo varias anécdotas de su trayectoria, pero considero la más impactante cuando en un tiempo muerto en un juego crucial del mundial del 2010 reunió a los jugadores y les habló de lo que había que hacer en ese momento. Eso ayudó grandemente a ganar ese importante juego”, cuenta Orlando Samuels.

Un torneo que de seguro tiene más que presente en su memoria es el NORCECA de Mayagüez, Puerto Rico en 2011. En aquel evento Cuba se alzó con la vitoria derrotando al primer equipo de los Estados Unidos, pero lo curioso en dicha lid fue la entrega del MVP.

Todos esperaron que quizás Fernando Hernández o Wilfredo León recibirían dicho lauro, pero la sorpresa llegó cuando el nombre de Keibel Gutiérrez fue mencionado. Lo más curioso es que en ese evento el cuerpo no le alcanzaba al villaclareño para tanto premio, pues sobre su pecho colgaba una medalla de oro, en una mano llevaba el MVP y en el suelo descansaban los trofeos al mejor líbero, mejor defensor y mejor receptor, toda una proeza.

Ciertamente si de lauros y trofeos hablamos, hay bastante tela por donde cortar. En más de 10 años de trayectoria con la casaca del equipo Cuba, se agenció dos medallas doradas en Campeonatos NORCECA y una del mismo metal en la Copa Panamericana de 2014. Fue multimedallista panamericano con una de bronce en Río 2007 y una plata en Guadalajara 2011 y también se colgó un bronce en la cita centroamericana de 2014 y otro en la Liga Mundial de 2012. A esto sumemos la presea quizá más épica de aquella generación, la plata mundial de Italia 2010.

“Cuba nunca había tenido un líbero puro. Es decir, habíamos tenido a Benito, Roca e incluso a Ángel Dennis en sus inicios paso por la posición de líbero. Recuerdo que Keibel estuvo muy bien y creo que ayudó muchísimo a esa segunda generación o tercera generación del siglo XXI.  Vivió aquella etapa de éxitos del voleibol cubano complementando con su defensa de campo y recepción a un equipo muy poderoso en ataque. Quizás debido a que estaba en un elenco plagado de figuras no se echaba tanto a ver, pero su presencia en esos años ayudó muchísimo al equipo”, afirma Renier González.

El año 2015 marcó el fin de su ya meritoria carrera. Keibel Gutiérrez se acogió al retiro con tan solo 28 años y su partida dejó en los aficionados la incógnita de por qué había partido. Es inevitable siempre recordar a Wilfredo León, Fernando Hernández, Henry Bell, Yoandy Leal, Robertlandy Simón, Rolando Cepeda, Osmani Camejo, pero también en esa lista está él. Tal vez no fuera un mediático, pero en más de una ocasión salvó a los Leones cubanos del Voleibol.

Su nombre debe siempre estar ahí, colocado en la historia de la generación dorada del siglo XXI. Un ganador nato, que quizás de no ser por su perseverancia no hubiera trascendido tanto como lo hizo en el voleibol, pues dejó una impronta en su posición en Cuba y siempre está presente en la memoria de los muchos que admiramos su juego.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.