Con el “Dream Team” que presentará Estados Unidos, Leinier Domínguez puede lograr en la Olimpiada Mundial de ajedrez algo que no alcanzó durante su extensa y exitosa carrera mientras representaba a Cuba.

Toda vez que se han oficializado las ausencias de dos candidatos al título entre los hombres, como son Rusia y China, el intimidante equipo norteño es el aplastante favorito para reclamar el primer puesto en el evento que arranca en la India en semanas.

El Ídolo de Güines forma parte de un quinteto con glamour y músculo que combina a algunos de los mejores trebejistas del mundo, y que asiste como el candidato a la cima del certamen que acontecerá entre el 28 de julio y el 10 de agosto de 2022.

Si se concreta en la práctica lo que se vaticina en los pronósticos, Leinier sumaría entonces a su palmarés en la élite un oro por equipos en el máximo certamen ajedrecística por escuadras que organiza la FIDE, una hazaña que en sus participaciones con la isla no pudo lograr.

Los conjuntos antillanos en los que el Ídolo de Güines militó antes de hacer sus maletas y unirse a la Federación norteña registraron notables desempeños que quedaron para la historia, gracias a la conjunción de una generación de trebejistas de mucho talento -entre los cuales descollaron figuras como él, Lázaro Bruzón, Neuris Delgado o Yuniesky Quesada, de forma coincidente, todos emigrados del país- con algunos “veteranos”, sobre todo, en 2004.  

Equipos a Olimpiada Mundial de ajedrez
Equipos a Olimpiada Mundial de ajedrez

El pináculo de las armadas antillanas que integró Leinier fueron los séptimos puestos en Calviá-2004 y Tromso 2014, los mejores resultados de Cuba entre los hombres, junto a similar ubicación alcanzada en Novi Sad, entonces Yugoslavia, en 1990.

En 2004, los participantes fueron Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón, Neuris Delgado, Jesús Nogueiras, Walter Arencibia y Yuniesky Quesada, mientras en 2014, los emulaba una escuadra con Leinier, Bruzón, Quesada, Isam Ortiz y Yuri González.

Ellos replicaron el séptimo escaño de Novi Sad, obra de ilustres predecesores como Nogueiras, Amador Rodríguez, Arencibia, Reinaldo Vera, Román Hernández y Joaquín C. Díaz.

Si bien fueron registros sobresalientes, el Gran Maestro que ahora representa a Estados Unidos aspira a alcanzar el primer lugar en una olimpiada, con la selección de cromos que ese país ha reunido con los años.

Basta mirar la nómina guiada en su papel de capitán por el MI John Donaldson, para descubrir, a vuelo de pájaro, el equipo fabuloso de Grandes Maestros cuyo hipotético jugador “más débil” tiene 2720 puntos, según la reciente actualización de la FIDE.

Equipo de EE. UU. (US Chess Federation)

  • GM Fabiano Caruana – 2783:      4.º en el mundo
  • GM Levon Aronián – 2775:           5º en el mundo
  • GM Wesley Así – 2773:                 6º en el mundo
  • GM Leinier Domínguez – 2754:   14º en el mundo
  • GM Sam Shankland – 2720     :    26º en el mundo

El exorbitante Elo promedia de los cuatros primeros tableros de este Dream Team es de 2771, bastante alejado de aquellos conjuntos que se presentan como los escollos más serios en el camino: Azerbaiyán (2705) y la India (2696), que son muy fuertes en las dos primeras mesas, pero flaquean en las demás.

Algo similar ocurre en el caso de Noruega (2692), que alista a una selección cuyas mayores fortalezas son el campeón mundial Magnus Carlsen y Aryan Tari.

Mientras Francia, pese a su presencia, es una de las grandes “decepciones”, pues no están enrolados dos de los más respetados jugadores de la actualidad, Alireza Firouzja y Maxime Vachier-Lagrave, quienes declinaron participar.

Tal es la fuerza de Estados Unidos, que muchos se preguntan por qué no está enlistado un jugador de la categoría de Hikaru Nakamura, el número 11 del mundo, quien tampoco quiso participar.

De todas formas, Estados Unidos tiene el potencial suficiente para coronarse por equipos en el certamen y Leinier debe ser un habitual entre los cuatros primeros tableros.

De acuerdo con el ELO, el rendimiento de los certámenes recientes y la fuerza que se les intuye, deberían alinear con Caruana (primera espada), Aronian de segundo y So de tercero (estos puestos pudieran estar invertidos), con Leinier de cuarto y Shankland como un sustituto de lujo.

En el caso de que Estados Unidos no concluya en lo más alto -algo que se antoja casi quimérico- al menos debería quedar en el podio, algo que mejoraría para Leinier los séptimos puestos que obtuvo con Cuba.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.

Imágenes cortesía de US Chess Federation y Chess Results