Amanece en La Habana, cuando la provincia se encuentra en fase de recuperación por la pandemia de la COVID-19. La gran humedad debido a la lluvia de la noche anterior se impregna sobre el terreno del “Picadero de Alamar” donde los Vikingos de HavanaFitness, conjunto perteneciente a la Liga Cubana de Flag Football (LCFF), se disponen a realizar su primer entrenamiento después de implantada la cuarentena.

Entre el ir y venir de circuitos, trayectorias o elaboradas estrategias, destaca la presencia de una bella muchacha vestida con ropa deportiva que porta los flags característicos de esta práctica, captura ovoides y replica cuanta actividad física realizan los hombres a su alrededor.

Previo a la suspensión de las actividades de la liga de esta novedosa práctica a causa de la pandemia, su presencia también era destacable, mientras observaba las encarnizadas batallas que sostenían sus Vikingos contra el resto de los equipos, siempre desde el borde del terreno. Ahora, ella lucha por imponerse en un deporte dominado por hombres.

Flag Football cubano mujer
Eduardo González Martínez | Play-Off Magazine Foto: Hansel Leyva.

“Mi nombre es Li Ruiz Campos, tengo 23 años, soy estudiante de cuarto año de medicina y en un futuro pienso especializarme en dermatología. De una forma u otra siempre he estado vinculada a la práctica deportiva, porque desde muy pequeña, a la edad de 7 años comencé en taekwondo en el ITF. Tuve algunos resultados a nivel provincial y pude ganar varios combates en distintas categorías, hasta los 13 años, cuando lo dejé porque me fracturé el humero y no pude continuar”, cuenta.

“No obstante, siempre he intentado mantener prácticas físicas para mantener un estilo de vida saludable. Llevo varios años practicando fitness en varios gimnasios. Después he incorporado otras disciplinas como el running, el crossfit y por último, el Flag Football”.

Esta joven cubana desarrolla una impresionante variedad de diversos tipos de actividad física, sin importarle algunos prejuicios que las mujeres enfrentan en algunas de estas modalidades.

“El Running lo practico tres veces a la semana guiándome por un plan específico. Por ejemplo, los martes corro 6 km, los jueves trabajo tramos de rapidez y el sábado vuelvo a correr 6 o 3 km. Lo trato de alternar entre rapidez y distancia para que sea más efectivo. Me gustaría mucho en un futuro hacer crecer esta práctica en nuestro país, ya que internacionalmente se considera como un deporte oficial. Desde hace algún tiempo tengo la idea de crear alguna especie de club o team en el cual podamos unirnos varias personas para correr, compartir entrenamientos a la semana o participar en maratones juntos. Se llamaría Fit and More”, explica Li.  

“En HavanaFitness, bajo la tutela del destacado preparador físico y entrenador Alexander González, he tenido la posibilidad de expandir toda mi gama dentro de la actividad física, de competir y de participar en diversos eventos. Hemos realizado competencias internas entre los mismos miembros del proyecto, así como retos que se han organizado con otros gimnasios. También pude participar en el proyecto Marabarrio efectuado en junio del pasado año, además de sesiones de bailo terapia efectuadas por el proyecto en La Plaza Vieja y en el Callejón de los Peluqueros. También este proyecto fue el que me mostro el Flag Football”, detalla.

Para los que aún no conozcan este deporte, el Flag o tochito como se le llama también en varias regiones de nuestra área geográfica, es una variante corta y con contacto mínimo del Football americano.

Fue introducido en Cuba por el profesor Carlos Pérez a principios de los años 2000, cuando unió a un grupo de jóvenes que posteriormente se convertirían en Taínos, primer equipo de Flag en el país.

Hoy la liga cuenta con siete equipos que se unen bajo la bandera de la LCFF, Liga Cubana de Flag Football, que cuenta con un sistema de competencias que consta de varios torneos. El principal es el que le da nombre a la organización y posee un formato de liga como indica su nombre y actualmente desarrolla su tercera edición, con los Legionarios y Panteras como campeones, respectivamente, de las dos primeras ediciones. Además, está la Copa Eneas Muñoz, que vio imponerse a las Panteras en su edición inaugural y el Torneo Flag en la Playa, con los Legionarios como campeones vigentes.

Toda persona que se haya acercado un domingo en la mañana al estadio Juan Abrantes de la Universidad de La Habana, principal sede de la liga, ha podido constatar que este deporte mantiene mucho del carácter físico y brutal del deporte que le da origen.

Como todos los integrantes suelen ser hombres, la presencia de Li al borde del terreno apoyando a sus Vikingos y realizando trayectorias, lanzamientos y otras rutinas para ayudar al calentamiento de previo al partido de sus compañeros, llama poderosamente la atención.

“Vi nacer a Vikingos cuando Alex comenzó a formarlos dentro del proyecto HavanaFitness, mi pareja es uno de los integrantes del equipo y empecé a acompañarlo a los entrenamientos. Enseguida me atrapó el deporte, no solo por la carga física tan grande que lleva su práctica, pues también me pareció fascinante todo el despliegue estratégico que forma parte de la esencia misma de esta práctica. Es una combinación de fuerza física y mental. Entonces Ale me dio la posibilidad de comenzar a entrenar con ellos y aprender de cerca como jugar y demás”, narra.

Poco, ha ido ganando un espacio y lucha por aumentar su presencia tanto en los entrenamientos de su equipo, como en los partidos oficiales en un futuro cercano.

Flag Football cubano mujer
Eduardo González Martínez | Play-Off Magazine Foto: Hansel Leyva.

¿Cuáles son los principales sueños y aspiraciones de Li en la práctica de Flag Football?

“Primero que todo, trabajar para que se sumen más mujeres a este movimiento. Sería un sueño para mi algún día formar parte de un equipo femenino cubano y competir en el gran circuito que tenemos las mujeres en este deporte alrededor del mundo. Sin embargo, el Flag también se compite en la modalidad mixta. Por eso me gustaría mucho poder demostrar que puedo ser tan buena como cualquier hombre en este deporte. No temo a las lesiones, ni a recibir cualquier golpe accidental, estoy deseosa de probarme a mí misma”.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine