Agustín Marquetti, el autor del jonrón más icónico de las series nacionales, no olvidará nunca aquel batazo que le conectó a Rogelio García en el estadio Latinoamericano.

En su visita pasada a La Habana después de tantos años sin volver a su país, el mítico jugador antillano nos contó muchos pormenores de lo que pasó durante y después del juego que pasó a la historia.

“Me dicen que todavía ponen mi jonrón en la televisión: eso quiere decir que todavía me quieren aquí”, expresó entonces Agustín Marquetti.  

Así nos contó en una entrevista sobre el batazo que marcó, para siempre, su destacada carrera deportiva.

Vamos al momento más icónico de tu carrera, el jonrón del 86 contra Rogelio García, en el estadio Latinoamericano.

Cuarenta años tenía ya en ese momento. Rogelio estaba encendido, intratable. Pero yo tenía una confianza descomunal. Si buscas mi average abriendo innings es peor que con hombres en base. En el quinto o sexto inning, José Modesto Darcourt dice: esto lo deciden o Lázaro Vargas o Agustín Marquetti y salté. Dije: este juego lo decido yo. Fue un alarde, pero es que lo sabía. Además, llevábamos 13 años sin ganar.

Diste el jonrón y casi no pudiste pisar el home.

Sí llegue, pero todo el mundo se queda cuando me da la mano Giraldo González, con quien tenía una gran amistad. Además, él decía que yo era uno de sus peloteros favoritos. Lastimosamente, se nos fue el año pasado, el mismo día de mi nacimiento. Eso me puso muy triste.

Yo le decía a la gente: tengo que llegar a home para que valga. La gente me cargaba, entonces, pisé tercera y después me volvieron a cargar hasta home. El problema es que en un juego contra Occidentales yo doy hit en el noveno para decidir, pero con la euforia no llegué a primera y Tony González se da cuenta y me sacan out y entonces eso se me quedó grabado: por eso, era que pedía que me dejarán llegar a home.

Es el jonrón más icónico de las Series Nacionales.

Una suerte que tengo, porque es una imagen que siempre se va recordar: me puedo morir mañana que ese jonrón estará en el recuerdo popular, de por vida. Se juntaron el momento, que era con el equipo Industriales, que el lanzador fuera Rogelio García, que estaba encendido. Llevaba seis entradas en las que nos dominó muy fácil. Lázaro Vargas y Pedro Medina se fueron con tres ponches, ese día. Si yo hubiese sido el director de Vegueros, me hubiese mandado para primera y que bateara Luis Daniel Pérez, que era novato.

¿Qué vino después del jonrón?

Fue tremendo, una locura, semanas y semanas de fiestas y reconocimientos. Pero para que veas, yo era loco a la cerveza, pero me salió un quiste en un glúteo y no pude tomar. Nos regalaron de todo lo que quisiéramos.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.