En una pelea de puro trámite, David Morrell Jr. se impuso por nocaut técnico a Alantez Fox en cuatro asaltos para mantener su título regular súper mediano (168 lbs) por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Con el triunfo, el cubano mantuvo su récord invicto, con seis victorias en igual número de presentaciones.

Había mucha expectativa con el nuevo equipo del oriundo de Santa Clara, pues tres semanas atrás decidió ponerse bajo las órdenes del veterano entrenador Ronnie Shields. En una decisión arriesgada, Morrell consideró que valía la pena, al tratarse de un entrenador con tanto prestigio y que ha preparado en el pasado a otros grandes pugilistas cubanos como Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux.

Otra consecuencia que esta decisión acarreaba de Morrell era el cambio de ambiente, ya que tuvo que mudar su campo de entrenamiento hacia Houston. Esto lo obligará a moverse continuamente a dicha ciudad desde Minneapolis (ciudad donde reside) y en donde se efectuó dicha pelea, específicamente en The Armory, lo cual constituyó su segunda presentación consecutiva en esa sede.

Se trató de un combate que siguió el guion previsto, con Morrell yendo hacia delante y Fox tratando de moverse y de llevar la pelea a la larga distancia, lo cual nunca pudo lograr.

Morrell dominó el combate en todo momento, su casi nula utilización del jab no se echó a ver dado que sus golpes de poder en todo momento penetraron la guardia de su rival de turno y los pocos golpes que le tiraban eran fácilmente esquivados con elegantes movimientos de torso.

Desde el primer asalto se previó que el cubano podía terminar la pelea por la vía rápida con una combinación de potentes golpes quedando solo diez segundos. Parecía que Fox no resistiría el fuerte ataque dado que sus piernas comenzaban a tambalearse, sin embargo fue salvado por la campana.

Morrell imparable

En los siguientes dos rounds, el villaclareño llevó la iniciativa y el control de la pelea ante un rival que solo podía encontrarlos con jabs aislados. Morrell continuaba debilitando a su oponente con fuertes y largas combinaciones a la cabeza y el cuerpo, lo cual hacía presagiar que el final del combate cada vez estaba más cerca.

Fue en el cuarto asalto donde Morrell dio la estocada final, pues en el mismo primer minuto mandó a Fox a la lona con un potente gancho en corto a la salida de un forcejeo. Fox logró levantarse, pero aúntenía que resistir por más de dos minutos lo cual resultó imposible pues Morrell siguió castigándolo fuertemente y fue cuando laesquina del estadounidense mandó a detener la pelea decretando la victoria del cubano.

Con esta fácil victoria quedó claro que Morrell fijará su vista en los pesos pesados de la división, puesto que el nivel mostrado hasta el momento deja claro que no tiene nada que hacer enfrentando a púgiles de menor calidad.

Claramente Morrell tiene en su contra su poca experiencia, lo cual se refleja en su record de solo seis peleas, pero se trata de un púgil superdotado que boxísticamente lo tiene todoy da gusto ver pelear.

Seguramente David Morrell seguirá dando de qué hablar el próximo año, pues cada vez parece más claro que su objetivo es enfrentar a Saúl “Canelo” Álvarez. Se trata de un reto sumamente complicado, pero sin dudas se trata una pelea que cada vez más personas quieren ver y que ciertamente causaría mucho interés.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube 

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine