Por fin terminará la dolorosa espera para el destacado jugador cubano de baloncesto Ismael Romero, quien se ha visto obligado a vivir lejos de su gente y de su familia durante más de ocho años por una sanción que el gobierno cubano aplica a jugadores que abandonan delegaciones en el extranjero.

Han sido años de una terrible separación familiar, y por eso El Cubanazo”, como se le conoce, no podía sino demostrar su alegría hasta el paroxismo en sus cuentas en Facebook y Twitter, en las cuales compartía la foto de su búsqueda de pasajes para viajar finalmente a la Isla.

“¿Emoción? ¡Emoción es esto, poder buscar pasajes para volver a casa luego de 8 años! ¿Quién se va un mes para Cuba? ¿pa’ mi casa, pa’ el barrio?”. ¡No sé cómo he aguantado tanto!”, escribió.

Ya en junio pasado, cuando se cumplían los 8 años, el jugador cubano de baloncesto anunciaba su inmensa alegría con el fin de la prohibición, pues ha vivido lejos de su país, y las regulaciones cubanas le han impedido disfrutar de algo que todos deberían: los primeros años de su hija Dania Daniela.

Desde la distancia, el jugador conocido como El Cubanazo” añoraba a su pequeña, a quien dejó de ver cuando tenía un año y medio, y tuiteaba: “16 de junio de 2020. ¡Llegó la fecha más esperada por los pasados 8 años! Que muchas emociones … al fin puedo volver a casa”.

“Lo primero que haré ese día es comprar un boleto de avión y regresar a Cuba. Eso lo tengo bien claro”, había dicho Romero a Pablo Cormick, en entrevista publicada en FIBA Basketball meses atrás., porque Ismael siempre ha tenido a su país en el corazón.  

En esta contaba que mantiene comunicación con su hija “porque está muy pendiente de los resultados de su papá. Es una chica superalta, le gusta el voleibol y bailar. Es una chica muy alegre, muy encantadora (…) Fue un momento muy difícil en mi vida por separarme de un ser tan querido. A lo largo de estos años le fui explicando las razones por las que estoy lejos y qué hago como profesional. Trato de ayudarla, no solo en lo económico, sino que a través de consejos y cariño a la distancia. Poder tener el contacto y la unión durante todo este tiempo es un orgullo. Mis familiares han sido muy importantes para que yo pueda mantener este vínculo”.

Romero dejó el equipo Cuba la noche del 19 de junio de 2012 junto a cuatro compañeros, al salir del hotel Verdanza en Isla Verde, Puerto Rico. Tiempo después, algunos cambios permitieron que jugadores de la isla pudieran competir en ligas profesionales sin necesidad de dejar su familia y sufrir estas restricciones.

Como entonces, ha recibido muestras de aliento y de alegría por muchas personas en redes sociales, pues por fin podrá volver a pisar su tierra, de la que nunca se ha ido, como lo indica su apodo.

Pronto, El Cubanazo” Ismael Romero estará de vuelta en su casa.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.