La carrera todavía incipiente, pero gloriosa, del nuevo saltamontes cubano Juan Miguel Echevarría fue destacada recientemente por el sitio oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio, que lo señala como una de las estrellas a seguir para la magna cita, e incluso lo sitúa como una amenaza para el vigente récord del mundo, una de esas añejas cotas que parecen imposibles de quebrar.

El Comité Organizador de Tokio de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos tiró de análisis y de marketing, para reseñar el indudable atractivo que ejerce un atleta joven de apenas 22 años, quien ya fue campeón del mundo bajo techo, y de quien se atreven a preguntar si será el próximo Mike Powell, un histórico que posee la cota universal del salto de longitud vigente desde 1991, con una marca de 8.95 metros.

Recordemos que ya Echevarría ha estado cerca de ese registro, cuando en 2018, en la parada de Estocolmo de la Liga del Diamante de atletismo, logró un 8,83, uno de las mejores de la historia, aunque no fue homologado por el viento a favor de 2,1 metros por segundo (el límite permitido para validar un récord es de 2,0 metros por segundo).

De hecho, entonces se supo que el mismo Mike Powell conversó con Echevarría en Ostrava, República Checa y lo felicitó por su salto en Estocolmo. “Me dijo que me seguirá mañana en la competencia”, dijo Echeverría en exclusiva a la página deportiva Jit.

Pero “incluso llegó a superar esta marca -aunque también invalidada debido al viento- con un asombroso vuelo de 8.92 metros en marzo de 2019 en La Habana, durante la disputa de la Copa de Cuba”, recuerda el sitio de Tokio.

No obstante, por ahora, la que sí está vigente es su mejor marca personal de 8.68 metros, la 11ª mejor marca en salto de longitud de todos los tiempos, una cota destacada, que lo deja a solo 3 centímetros de la mejor de Cuba de toda la historia; la de Iván Pedroso (8,71), en 1995.

Hasta el mismo Iván Pedroso se rindió a su sucesor, de quien dijo a Marca que “es un atleta rápido, fuerte, explosivo, lo tiene todo. Vi competir a Echevarría hace unos años en Cuba y ya dije que es el futuro, lo está demostrando. Soy realista. Juan Miguel se encuentra en un momento espectacular y mi récord nacional durará lo que él quiera (8,71)”.

El heredero tuvo un buen paso por la temporada invernal, pues en febrero pasado ganó el meeting de Madrid para agenciarse su tercer triunfo del año con un salto de 8.14 metros, después de triunfar en los mítines de Karlsruhe y Lievin, con 8.18m y 8.25m, por ese orden.

Además, el sitio oficial recuerda que “en estos momentos lidera el ranking mundial desde hace 86 semanas, según la clasificación de World Athletics , y, en las tres competiciones a las que ha acudido en 2021, ha hecho un pleno de victorias. De hecho, no se ha bajado de la primera posición en ninguna prueba desde 2019 y del podio desde 2017”.

Con este panorama en el horizonte, nadie duda de que es uno de los grandes favoritos para Tokio, en una final que se disputará el 2 de agosto de 2021 en el Estadio Olímpico, “una ciudad en la que hace treinta años Mike Powell logró el récord del mundo de esta disciplina”.

Allí, Echevarría podría sellar su gloria definitiva y colgarse una importante dorada. Quién sabe si, además, emulando al estadounidense, aunque eso son palabras mayores.

FOTO: Nacho Izquierdo, MARCA

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.