El béisbol cubano perdió un inmortal, cuya grandeza quedó resumida en una frase única: “Pase usted, Señor Jonrón”. Ha muerto Pedro José Rodríguez, grabado en la historia como “Cheíto”, a causa de una insuficiencia renal.

No fue un jugador cualquiera este memorable bateador de nuestra pelota cubana, un hombre que era temido con su sola presencia en el home plate, pues significaba una amenaza de jonrón inminente.

Cheíto fue un recio toletero que nació el 26 de noviembre de 1955, quien se destacó “en los Juveniles cuando en un torneo internacional de esa categoría celebrado en Venezuela disparó 5 jonrones en solo once partidos, y encabezó también el bateo y las impulsadas. En ese evento cautivó a todos la dimensión de sus jonrones a pesar de sus 16 años y poca estatura”, recuerda la página Por la Goma.

“Fue el mejor slugger entre 1974-1985 en que también fue el señor de la antesala cubana. Ese año fue interrumpida una trayectoria que lo situaba con apenas veintinueve años y doce series jugadas, como el segundo en jonrones con 276, a solo 15 cuadrangulares de Antonio Muñoz, pero con seis Series y años menos que su compañero. Tercero en carreras impulsadas con 935, precedido por Muñoz y Agustín Marquetti, y en bases recorridas con más de 2100, por ese mismo orden de esas dos luminarias, era primero en slugging y flys de sacrificio, con average de 290 y entre los cinco primeros en casi todos los departamentos ofensivos”, añade.

Cheíto Rodríguez, el hombre de las poderosas muñecas, fue el autor también de uno de los jonrones más destacados de la pelota cubana, el que le dio a una estrella como Rogelio García en la IV Serie Selectiva, cuando Pinar del Río y Las Villas habían terminado abrazados en la cima al concluir el calendario regular, con 35 victorias y 25 derrotas.

En un inolvidable play off, de cinco a ganar tres, la decisión llegó en el quinto y último desafío, efectuado el 25 de mayo de 1978 cuando en la parte alta de la novena entrada, con un out y empate a dos carreras, Pedro José (Cheíto) Rodríguez Jiménez —al primer lanzamiento—, le sacó la pelota del parque Latinoamericano al veloz Rogelio García, para sellar el triunfo de los villareños 3 a 2, recuerda el diario Vanguardia.

“Salí a dar el jonrón. Le dije al cargabates Roberto Jiménez, Micifú: ‘Recoge, que esto se acabó”. Había fallado tres veces. Me preparé para una recta, pero me lanzó una curva que se le quedó sobre lo alto y afuera, le hice swing, y el resto de la historia es bien conocida”, contó al diario en mayo de 2003.

La noticia de su muerte provoca miles de condolencias, entre ellas la de René Arocha, quien se mostró afligido en su cuenta de Facebook.

“Un minuto de silencio. Se fue un grande de nuestro béisbol como pelotero y como ser humano. Quienes lo conocimos, lo sabemos. Descansa en paz amigo. PEDRO JOSÉ RODRIGUEZ. PASE USTED, SEÑOR JONRÓN”.

Así era Cheíto Rodríguez, el mito que anunciaba los jonrones y mandaba a guardar los bates, el mismo hombre cuya carrera fue truncada por una de las grandes injusticias de la pelota cubana.

Mientras se disputaba la tercera Copa José Antonio Huelga —en Cuba— un jugador venezolano le obsequió a Cheíto 92 dólares. En aquellos momentos, la tenencia de dólares estadounidenses era penada por las leyes cubanas. El recio toletero estuvo alejado de los diamantes por tres años y tres meses. A su regreso ya no tenía la magia de antes y Omar Linares ya era el dueño absoluto del tercer cojín del equipo Cuba. En el fatídico suceso de los 92 dólares también estuvo envuelto Albertico Martínez, quien también fue separado de la competición, pero por menos tiempo.

Ha muerto Pedro José, y con él un mito de la pelota cubana, un tiempo después de que también se fuera Juan Castro, otra leyenda. El pasatiempo nacional pierde uno de sus grandes toleteros, de los que elevaron hasta el límite la fama del béisbol cubano amateur. “Pase usted, Señor Jonrón”. Entre a la inmortalidad.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.