Ante la pérdida de talentos en el Mundial Sub-23, el béisbol cubano competirá en los Juegos Panamericanos Junior en Colombia con un equipo cuya principal fortaleza parece ser el área del picheo, en donde repiten varios de los que sí regresaron de aquel certamen.

El director del equipo, el repitente Eriel Sánchez, va con la misión de llegar al menos hasta el podio del evento en Cali, aunque no lleva consigo, ni por asomo, la misma profundidad de la que sí pudo disponer en el Mundial.

Varios de los mejores sub-23 de la isla no volvieron al país tras la Copa Mundial y hubo que echar mano de la reserva del talento que quedó detrás para conformar una nómina que tratará de colarse entre los cuatro mejores.

En total, Eriel dispondrá de tres receptores, siete jugadores de cuadro, tres jardineros y nueve lanzadores, pero las aspiraciones pasan, en su gran mayoría, por esta última área.

Cinco nombres mundialistas como son Naykel Cruz, Kelbis Rodríguez, José Eduardo Santos, Frank Abel Álvarez y Marlon Vega destacan en la nómina para Cali, lo cual hace pensar que, en efecto, deben cargar con el peso del resultado.

Eriel conoce que los serpentineros son importantes en Cali, por lo que sus abridores, según Maikel Martín Gallego, serán Naykel Cruz, Marlon Vega, José Eduardo Santos y Luis Serpa.

Además, el bullpen tendrá como pilares a Frank A. Álvarez y Kelvis Rodríguez, ambos mundialistas que volvieron de México.

Las otras figuras importantes deberían ser el máscara Andrys Pérez y el inicialista Guillermo García, también provenientes del grupo de 12 que volvieron al país.

El equipo agrupa a jóvenes de 23 años o menos, nacidos todos entre 1998 y 2002, que pudieran ser considerados como parte de lo mejor de la cantera del béisbol cubano en estos momentos, después de los abandonos.

En su más reciente incursión a nivel internacional, el combinado nacional de menores de 23 años culminó en el cuarto puesto del Mundial de la categoría. Tras caer en la disputa por la medalla de bronce ante Colombia, los antillanos concluyeron un certamen matizado por la constante salida de sus peloteros.

Asimismo, un total de 12 prospectos dejaron el equipo en tierra mexicana y el plantel aterrizó en La Habana con la mitad de su nómina original, algo que despertó las alarmas del beisbol cubano ante tal cantidad de abandonos en un mismo evento.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.