Los Azucareros de Eduardo Paret y los Industriales de Rey Vicente Anglada, dos de los equipos en puestos de privilegio en la 58 Serie Nacional de Béisbol, han escalado la cima con armas muy diferentes: picheo y bateo. En este deporte vence el que anote más carreras pero, aunque parezca una verdad de Perogrullo, la victoria también la alcanza quien permita menos.

Los Leones de la Capital presentan guarismos ofensivos increíbles, porque en 13 partidos han conectado un total de 162 indiscutibles, para un altísimo promedio de 12,46 por partido, y un average colectivo de 363 (líderes en ambos departamentos). Además, tiene 12 cuadrangulares, 92 carreras impulsadas y han anotado 100.

Uno de sus regulares, Stayler Hernández, es el líder de bateo del campeonato con promedio de 537 y ahora mismo hilvana una cadena de 9 hits en forma consecutiva. Juan Carlos Torriente (386), Yordanis Samón (385), Wilfredo Aroche (367), Rudy Reyes (350), y Joasan Guillén (327), no se quedan atrás, además de Andrés Hernández y Yoandry Urguellés, quienes sin los turnos oficiales requeridos rondan los 400 puntos.

Desde el montículo ha sido todo lo contrario. Los lanzadores tienen números que son de los peores del campeonato, al permitir más de cinco carreras limpias y 10 hits por juego de 9 entradas, y 12 cuadrangulares, solo superados en ese departamento por el cuerpo de picheo de los huracanes de Mayabeque.

PLAY BALL: Estadios llenos y esperanzas vacías

Con los azucareros de Villa Clara ocurre todo lo contrario. Tienen una ofensiva anémica que apenas llega a los 230, con un hombre que promedia por encima de 400 (Norel Gonzalez, 425), y sólo uno por encima de la marca de los 300 (Yurien Vizcaino, 321) , con 37 carreras anotadas (3,7 por partido) en sus primeras 10 presentaciones.

Sin embargo, sus serpentineros han podido tapar las grietas desde el box, al aceptar 2,35 carreras limpias por cada nueve capítulos (líderes), con seis de ellos por debajo de la asombrosa marca de 2 por juego, tan exótica en nuestras series nacionales: Javier Mirabal (0,00), Ronny Valdés (0,00), Yosvel Zuleta (1,23), Yoandri Ruiz (1,50), Pablo Guillen (1,63), y Robelio Carrillo (1,80)

¿Qué pasará cuando estos elencos se enfrenten entre ellos? Teniendo en cuenta la estructura de nuestra Serie Nacional, donde los equipos pueden cambiar de la noche a la mañana por la entrada de los refuerzos al final de la primera fase, ¿quién tendrá más ventaja? ¿Es más fácil reforzar la ofensiva o el área de los lanzadores? ¿Podrá alguno de ellos con ese desnivel entre ambos departamentos mantenerse en la cima por mucho tiempo?

Son interrogantes que pueden encender la mecha de debates y especulaciones, pero lo cierto es que ahora mismo los azucareros de Villa Clara y los Leones de Industriales están abrazados en el segundo lugar de la tabla de posiciones a sólo un juego de los tigres de Ciego de Ávila. Las respuestas están en el terreno de juego. Nos vemos en el estadio.