En el Campeonato Mundial de Atletismo de Roma 1987, Douglas Wakiihuri abrió el camino dorado de Kenya al triunfar en la maratón de esa cita. Años después, muchos son los nombres del país africano que han prestigiado esta histórica distancia en el apartado masculino: Erick Wainana, Samuel Wanjiru, Abel Kirui, por solo mencionar algunos. La disputa por quién era el mejor maratonista de la historia era abierta, hasta que llegó Eliud Kipchoge.

El kenyano Eliud Kipchogese ha convertido en el mismísimo heredero de Filípedes, aquel griego que recorrió más de 40 kilómetros para avisar a los Espartanos del desembarco persa en Marathon.

Pocos dudan, a día de hoy, de la relevancia histórica de Kipchoge dentro del atletismo. El veterano de 37 años, otrora corredor en las pistas, se ha situado en la cúspide mundial de todos los tiempos con victorias relevantes en los mejores maratones del mundo, récords universales, y fomentando ejemplo de vida para los más jóvenes. 

Desde su debut en la maratón, en 2013, Eliud Kipchoge ostenta 17 triunfos y solo dos competencias en las cuales no ha ganado. Esta estadística, por si sola, es una de las más impresionantes del atletismo, aun cuando se infravalora en demasía.

De esos 17 triunfos, dos han sido para certificar su corona en los Juegos Olímpicos de Río en 2016 y Tokio 2020, respectivamente. De esta manera, Eliud es el tercer atleta de la historia con dos títulos estivales en el maratón, junto por el etíope Abebe Bikila (1960-1964) y el alemán Waldemar Cierpinski (1976-1980).

No obstante, de los seis grandes maratones del mundo (Boston, Chicago, Nueva York, Berlín, Londres, Tokio), el kenyano ha triunfado en 10. Cuatro victorias en Berlín, cuatro en Londres, una en Chicago y una en Tokio lo convierten en el máximo ganador de “Major Marathons” de la historia.

Asimismo, Kipchoge se convirtió en el primer ser humano que bajó de las 2h: 02m en la maratón cuando rompió el récord mundial en Berlín durante el 2018. Precisamente en Berlín, hace solo unos días, batió su propio tiempo luego de cronometrar 2:01.09 y establecer la nueva plusmarca de orbe.

Próximo a cumplir 38 años, el nacido en Kapsisiwa presenta su mejor forma física. Un estado que tratará mantener de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024, donde buscará convertirse en el primer atleta de todos los tiempos con tres coronas olímpicas en la maratón.

Aunque no cuente como oficial, el kenyano ha sido el único corredor en bajar de las 2 horas en la maratón. Lo hizo en el famoso INEOS 1:59 Challenge, diseñado específicamente para que Kipchoge alcanzase tal hazaña. Un 1:59.41 figura como la única vez que el hombre ha roto ese límite, aunque recalco, no se reconoce oficialmente.

Estamos en presencia del mejor de la historia. Así, sin debate. El nombre de Eliud Kipchoge no solo se queda en los límites deportivos, sino que sobrepasa la barrera de lo humano, de lo posible. El africano ha sido ejemplo de inspiración para aquellos quienes no creen en sus capacidades, para los que temen, para los que no se atreven a desafiar su cuerpo.

“Mungu” significa Dios en suajili, uno de los idiomas oficiales de Kenya. Así le deberán llamar cuando se retire y ya no adorne las maratones de las grandes urbes con su cadencia y paso de otra galaxia. Un corredor que es el más grande de la historia y que ha hecho de las competencias de 42 kilómetros y 195 metros un verdadero foco de atención.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine