Después de más de dos años de incertidumbre tras dejar Cuba envuelto en polémica, se cumplió el sueño del “Ohtani cubano”, el prospecto Oscar Luis Colás, quien firmó de forma oficial con una franquicia de MLB para intentar llegar al máximo nivel.

El talentoso bateador de la isla acordó con White Sox por 2.7 millones, como atestigua Francys Romero en su cuenta de Twitter, con fotografías que ilustran el momento tan esperado.

Se trata de un punto importante en la tormentosa historia del santiaguero, que vio amenazado este momento trascendental debido a que su antiguo equipo de Japón afirmaba tener contrato vigente.

De acuerdo con Romero, “teniendo en cuenta que el Ohtani cubano se centrará solo en el bateo, podría ser invitado al campo de entrenamiento de primavera” en las próximas semanas.

La rúbrica se produce pasados dos años y varios días desde que, en enero de 2020, Colás saliera de forma legal de Cuba. Poco después, se generó una traca de sucesos que incluyeron fuego cruzado del lado de SoftBank -que afirmaba la existencia de un contrato- y la respuesta de Colás, quien negaba tal documento.

Después de meses de controversia, con su futuro pendiente en el aire, el “Ohtani cubano” finalmente fue dejado en libertad por los Halcones de SoftBank el miércoles 2 de diciembre y no tuvo sino palabras de agradecimiento para esta organización, con la cual pudo probar un béisbol de mayor calidad.

El 22 de diciembre era declarado Agente Libre, el 24 de marzo de 2021 se hablaba de un acuerdo verbal con Medias Blancas y este 25 de enero de 2022 se concreta, oficialmente, la firma.

El talento de Colás es innegable, aunque la gran incógnita es ver cómo retoma el ritmo de juego un pelotero que no ha registrado acción competitiva hace muchísimo tiempo.

Con apenas 23 años, el margen de mejora es amplio y habrá que ver si hace honor a la comparación con Ohtani, por esa capacidad de batear y lanzar con destacado rendimiento.

En el caso del cubano se le ha registrado en el pasado, incluso, 92 y 93 millas por hora en su recta, y destacó desde el principio por esa rara capacidad de hacer ambas cosas de forma aceptable.

Su físico es impresionante, pues su ficha mostraba hace dos años una estatura de 1,86 metros y un peso de unos 95 kilos de peso, para ostentar así una poderosa anatomía como carta de presentación.

No obstante, llega a una organización que cuenta con destacado talento joven en el primer equipo, buenas figuras en los jardines y excelentes bateadores, algo que pudiera limitar el futuro de Colás.

Tampoco parece que White Sox se encuentre dispuesto a hacer uso de la dualidad de bateador-lanzador de Colás, que necesita, primero, probar que puede ser un bate valioso.

Una invitación al campo de entrenamiento de primavera la daría una oportunidad de mostrarse, pero se antoja que el camino de Oscar Luis a MLB no será tan sencillo y el equipo estaría por el plan de testearlo en Las Menores.

Colás tiene solo 23 años, un físico privilegiado y un potencial en bruto para pulirse con White Sox. La concentración, el trabajo constante y la capacidad para hacer ajustes pueden determinar el futuro de uno de los más grandes talentos que haya dado la pelota cubana en los últimos años.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.