Uno de los momentos más esperados de la actuación cubana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 resultó la noche de este lunes y la mañana del martes. Conocida era la actuación del candidato más fuerte a darle la primera presea (de cualquier color) a la delegación antillana.

El doble campeón mundial en taekwondo, Rafael Alba, inauguró el medallero para la delegación cubana tras salir airoso en la pelea por la medalla de bronce. Luego de ceder en su primera presentación avanzó a la repesca de su división y, al conseguir la victoria a estas instancias, garantizó su presencia en la final por el tercer lugar.

Alba, número tres del ranking mundial de la disciplina, cayó derrotado en su primer combate en la división de más de 80 kilogramos ante Dejan Georgievski, de Macediona del Norte con marcador de 11-8.

Comenzó delante en el primer asalto tras una amonestación a Georgievski, pero el mismo ripostó con un golpe al cuerpo para balancear el tablero. Luego consiguió dos más por intermedio de una patada al peto. El propio cubano le regaló dos tantos más, luego de cometer par de faltas. El primer round quedó en manos del macedonio 5-1.

Con esta desventaja en la pizarra electrónica, Rafael Alba intentó pegarse con un golpe certero a la protección corporal, pero su rival llevó la iniciativa del combate todo el tiempo y aprovechó las distancias cortas para golpear la anatomía del doble monarca del orbe. En ese segundo asalto el criollo no pudo más que aprovechar una falta y quedó 5-2, para un total de 10-3 en el global.

Aunque Georgievski no logró pegarle a Rafael en el tercer round, el nacido en la mayor isla del Caribe se mostró pasivo para alguien que se estaba jugando su permanencia en la cita bajo los cinco aros. Selectivo y sin mayores recursos para emplear, apeló a buscar la cabeza de su rival y, aunque lo consiguió, poco le valió para hacerse con el combate.

Debido al hecho de que el macedonio del norte avanzó hasta a la final, Alba pudo acceder a la repesca de la división tras ser arrastrado. En dichos pareos derrotó al representante de Costa de Marfil, Seydou Gbane. Con victoria de 8-2, el antillano garantizó su presencia en la disputa por una medalla de bronce.

Para lograr la ansiada presea, la primera para Cuba, el doble campeón mundial se midió al chino Hongyi Sun. Una mejor versión de Rafael Alba salió al colchón para enfrentar al del gigante asiático.

El primer asalto quedó en favor del cubano tras una amonestación a su rival que le dio ventaja de un punto. Para el segundo período aumentó la ventaja tras conseguir el 4-2. Sin embargo, Sun no se la dejó fácil y le complicó el tercer y último round que, de hecho, quedó en su poder. Finalmente, la pelea concluyó con ventaja para el caribeño de 5-4.

Con el bronce Alba, de esta manera Cuba obtuvo su primera medalla en estos Juegos Olímpicos. Sufrida, peleada, el mejor taekwondoca de los últimos años tuvo la posibilidad de mejorar su actuación y así lo hizo.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.