Harold Quintana, recordista en dominio del balón en la categoría de discapacitados, se encuentra recuperado de su lesión y el próximo mes irá a por otra cota sin precedentes.

“Me siento más preparado ahora que antes de la lesión”, aseguró Harold Quintana Figueroa en declaraciones exclusivas a este medio. El joven de 22 años está listo para afrontar un nuevo reto en su vida: darle más de mil toques al balón. El próximo 16 de julio, en el Hotel Copacabana, es la fecha pactada para el intento de récord.

“En principio, la marca sería más de dos mil toques, pero la modificamos por miedo a recaer en la lesión que tuve hace unos meses”, dijo Harold, quien superó sus dolencias en el músculo de la cadera izquierda, donde tuvo una fisura en marzo de este año.

“Hace alrededor de un mes, asistí al récord implantado por Erick Hernández, quien realizó 351 toques al balón con la cabeza en un minuto, en el Hotel Copacabana. Él mismo me invitó y al terminar el evento, me presentó al gerente del lugar. Le habló sobre mí y me dijo que tenía las puertas abiertas para cuando quisiera. Como debe prepararse con un mes de antelación, fui y concertamos la fecha, el próximo 16 de julio”, explicó.

La preparación para este récord fue distinta, por todas las circunstancias que se dieron. ¿Cómo fue?

Ha sido dura. Es un récord de resistencia. Cambié el tipo de balón, es profesional, tiene otro peso y es más duro. Por este motivo debo fortalecer más los músculos de mi pierna izquierda. Al ser de mayor duración tengo que entrenar el doble o más que cuando hice la primera marca.

“Tuve la oportunidad de empezar en un gimnasio. Tras unas semanas de entrenamiento, hablé con Luis Carlos García, mi entrenador personal y también recordista en esta modalidad. Él me aconsejó que dejara de asistir al gimnasio para evitar una recaída en la lesión. En ese tiempo, sin embargo, noté que mejoré mucho en cuanto a la cantidad de toques que podía hacer, que mi cuerpo estaba más fuerte y aumentó la resistencia de mi cuerpo. A pesar de no continuar allí, me aprendí todos los ejercicios y los continué haciendo por mi cuenta, con mucho cuidado. Lo principal son las abdominales y fortalecer el cuádriceps.

Estuviste dos meses sin poder entrenar debido a la lesión. ¿Cómo fue el proceso de recuperación?

“Fue un tratamiento largo. Tuve que someterme a tratamientos con magneto, corriente y fomentos de arroz congelado en la zona lesionada. Era muy doloroso, hubo noches en las que no pude ni dormir. Pude resolver varias sesiones de consultas y fisioterapia en el Policlínico Victoria de Girón en Mulgoba, Boyeros, y allí la Dra. Elvira Marrero Barrena, me atendió durante este tiempo. En ese sentido, estoy muy agradecido con ella y todas las fisioterapeutas que estuvieron involucradas en mi mejoría.

Realmente, ahora me siento mucho más fuerte, la dolencia de cadera es ya un problema superado. Me siento al doscientos por ciento para el próximo récord y, sobre todo, con mucha fuerza de voluntad. De hecho, ya estoy pensando en intentar superar mi propia marca de 260 toques al balón en un minuto para finales de año.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.