El torneo ajedrecístico más importante de Cuba, el Capablanca In Memoriam, volvió una vez más para devolver vida al juego ciencia en la isla y regaló varias postales y momentos que quedaron grabados en las cámaras.

Durante varios días, jugadores de distintas nacionalidades y edades, desde niños hasta seniors, mostraron sus destrezas sobre el tablero y regalaron batallas a muerte para buscar vencedores.

Estos son esos rostros del Capablanca, el torneo que rinde homenaje a uno de los mejores de la historia, un verdadero genio del ajedrez.