Con una necesidad imperante de victorias, la selección cubana afrontará la segunda ventana de los clasificatorios con vistas la Copa del Mundo, a celebrarse el próximo año en Indonesia, Filipinas y Japón. Los cubanos recibirán a sus similares de México y Puerto Rico en choques pactados para hoy y el próximo domingo, respectivamente, en el Coliseo de la Ciudad Deportiva.

No se trata de una tarea sencilla en lo absoluto, ya que la selección azteca marcha de líder de grupo al exhibir récord de 2-0. Ante este panorama, los pupilos de Eduardo Moya deberán desplegar sobre el tabloncillo un nivel similar al que exhibieron en el primer choque de la ventana anterior, cuando cayeron ante Estados Unidos por marcador de 90-95, pero mostraron una excelente imagen.

Para esta serie de dos partidos los cubanos podrán contar con equipo completo, algo que no sucede desde hace más de dos años. Sin dudas, este será un elemento que Moya deberá saber explotar de buena manera si no quiere que sus jugadores decaigan en el aspecto físico en los tramos finales de partido, como ya le ocurrió en el choque anterior ante Puerto Rico.

En cuanto a los jugadores que conforman el róster nacional, vuelve a destacar la ausencia de Javier Justiz, quien sigue arrastrando una lesión de rodilla que ha puesto en entredicho la continuidad de su carrera. Al no poder contar con el pívot santiaguero, será nuevamente necesario exigirle un trabajo extra a Jasiel Rivero en el juego interior, sobre todo en las labores defensivas.

Otro que deberá asumir un rol más protagónico en la defensa interior es Yoel Cubillas, quien mostró un gran nivel ante Puerto Rico, sobre todo, en los rebotes. Mientras que en la defensa perimetral, nuevamente recaerá la mayor responsabilidad en el camagüeyano Yorman Polás, que deberá demostrar por qué ha sido considerado uno de los mejores defensores de la última década en la Bundesliga alemana.

En cuanto a las labores ofensivas, nuevamente Jasiel es la referencia, aunque deberá seguir recibiendo la ayuda de Karel Guzmán y Yoanki Mensía en el aspecto anotador cuando las defensas se vuelvan más férreas. No se trata de una preocupación menor, ya que el choque contra Estados Unidos demostró que Jasiel no puede solo, aunque logre sobrepasar los 30 puntos por partido.

El talón de Aquiles del equipo será nuevamente la organización de juego, por lo que otra vez Osmel Oliva será evaluado con lupa. Será una prueba exigente para el artemiseño, ya que las recientes incorporaciones de Sigfredo Casero y Raúl de la Cruz se sumarán a Marcos Chacón y Pedro Roque en la lucha por el puesto.

Otro aspecto preocupante será la baja de Neysser Coutin para el primer choque contra los mexicanos, ya que el jugador del Jachal argentino no logró llegar a tiempo para entrenar con el grupo. El habanero se incorporará para el choque contra los boricuas en la jornada dominical según declaraciones de la comisionada nacional Dalia Henry.

La localía será otro elemento que los cubanos deberán encontrar la manera de sacarle provecho, algo que no ha sucedido en las más recientes presentaciones. Tambien está el estudio de los rivales, una tarea pendiente en torneos anteriores y que se espera que en esta ocasión haya sido realizada de mejor manera por Moya y su equipo de trabajo.

Se puede afirmar que el material de que dispone el veterano entrenador habanero es de buena calidad. Resta esperar a ver si será suficiente para salir del sótano del grupo D, pues seguir en este privaría a nuestro equipo nacional de avanzar a la siguiente fase eliminatoria.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube 

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine