Tras más de una década de salir de Cuba en lancha; después de casi ver extinta su carrera profesional; de las injusticias que le privaron antes del título; de superar el coronavirus; de coronarse campeón mundial profesional, el cubano Yordenis Ugás se encuentra nuevamente ante la posibilidad de hacer crecer su legado cuando enfrente a una leyenda del ring como es Manny Pacquiao.

Esta es una de las peleas más trascendentales de un peleador resiliente como es Ugás (26-4-0, 12 KO’s), que tendrá enfrente al incombustible Pacquiao (62-7-2, 39 KO’s) el 21 de agosto en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada.

Antes de este momento único en su carrera, el antillano se muestra como siempre, agradecido y decido a luchar por una carrera que resurgió de un hueco de resultados para encumbrarse hacia la corona.

“Ayer después de la noticia de la pelea llegué al gimnasio. Todos los chicos emocionados. Todos me respetan y conocen mi historia, en la que nada ha sido fácil. He tratado de ser un ejemplo para los jóvenes luchadores en mi gimnasio. Con trabajo duro todos los sueños son posibles”, escribió en su cuenta de Twitter.

Ugás, campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), chocará con Pacquiao para sustituir a Errol Spence Jr (27-0-0, 21 KO’s), que sufrió un desgarro en la retina en el ojo izquierdo durante un examen médico, lo cual obligó a buscar un sustituto.

En escena apareció Yordenis, un peleador, “quien iba a hacer la primera defensa de su título en la misma cartelera de Pacquaio-Spence Jr. ante el argentino Fabián Maidana (19-1-0, 13 KO’s). Ahora todo cambió. Enfrentará al único campeón mundial en ocho divisiones de la historia”, reseña ESPN.

“Es un honor luchar contra el gran campeón mundial de múltiples divisiones, Manny Pacquiao, ya que estoy más que listo para asumir este desafío. Tengo un gran respeto por Pacquiao, pero vengo a ganar esta pelea. He estado en el campamento trabajando duro con mi entrenador Ismael Salas y sé que juntos crearemos un plan de juego magistral para combatir cualquier cosa que Manny traiga al ring”, declaró Ugás.

“Ugás es un campeón porque le dieron mi cinturón. Ahora, tenemos que arreglarlo dentro del ring (…) Veremos quién es el campeón”, dijo el campeón filipino.

El guerrero cubano ganó por decisión dividida a Abel Ramos en 2020 y se llevó lo que soñaba desde que salió de Cuba en una lancha, una faja, en este caso el cetro welter de la Asociación Mundial del Boxeo, pero sabe que su choque con Manny Pacquiao es un paso, quizás, más importante incluso.

Como indica ESPN, será tal vez la pelea de “más alto perfil para la generación de boxeadores olímpicos que abandonaron para probar fortuna en el profesionalismo, la poderosa escuela amateur cubana en la primera década del 2000”, por encima de otras destacadas como la de Odlanier Solís con Vitali Klistchko, o las de Guillermo Rigondeaux frente a Nonito Donaire y Vasyl Lomachencko.

Pero para quienes lo han criticado y se han burlado de él, Yordenis Ugás les tiene un solo mensaje: “Soy un luchador humilde y trabajador. Gracias a todos los que me apoyan y han confiado en mí”.

La leyenda Manny Pacquiao está a la vista.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.